Más bajadas de rentabilidad en depósitos ¿Hasta dónde llegarán?

La era de los depósitos rentables parece haberse agotado. Entre los problemas de la banca, el bajo interés del dinero y el hecho de que el BCE puso cotos, cada vez es más difícil encontrarlos.

bancos

Los depósitos se están convirtiendo en un producto muy poco interesante para el ahorrador. Teniendo en cuenta que en España, a diferencia de la Unión Europea, éste era el servicio bancario de inversión que más se utilizaba, la verdad es que no son muy buenas nuevas. Hay quién dice que para conseguir rentabilidad hay que correr riesgos, pero los riesgos que han corrido sin saberlo la mayoría de ahorradores que invirtieron en preferentes, o quién acabó hipotecando una casa que no valía ni la mitad, hacen que confiemos muy poco en inversiones sin garantía, o con garantías mínimas.

Ayer hablábamos del tema de los depósitos y cómo sacarles la máxima rentabilidad apostando por productos que podríamos llamar mixtos, ya que son capaces de generar una mayor rentabilidad si el comportamiento de la bolsa de acciones que se detallan en el contrato es positivo, pero que aseguran un mínimo de ganancia para el cliente, y garantizan por completo el capital si se cumplen los tiempos de permanencia firmados. La desventaja es que de este tipo, las entidades bancarias están haciendo pocas ofertas, y las pocas que hay tienen plazos de inversión realmente altos.

La Caixa, Caja Siete, Kutxa, Santander y Banco Caixa Geral han bajado la rentabilidad de los depósitos durante este mes. Probablemente, la tendencia siga a la baja en el resto de entidades que aún no han llevado planes de este tipo, y al tiempo, los depósitos más rentables comienzan a ser aquellos en los que los meses se acumulan y hay penalizaciones por las retiradas de capital antes de tiempo. Con este sistema resulta de ese modo complicado poder mantener cierta liquidez, y con remuneraciones tan bajas como las actuales, ni el pago anticipado de los intereses compensa.

Está claro que el mundo está dando un importante vuelco, y que el sector financiero nos ha dejado con la boca abierta en muchos sentidos. Quizás sea hora de como dicen algunos arriesgar, aunque creo que lo mejor es que nos asesore alguien que no sea del banco. Evidentemente eso cuesta dinero, pero desde luego es preferible hacerlo de este modo y no quedarse con el capital metido en un depósito que no tiene ningún sentido y que además no da ninguna rentabilidad, o incluso, perder el capital como le ocurrió a los miles de afectados en las preferentes.

Vía: El Economista

Imagen: Iglesia en Valladolid

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...