Los secretos que no conocías para ahorrar dinero en comida

Aunque creas que no puedes ahorrar en comida, lo podrás hacer con trucos de la abuela. Por ejemplo, puedes llevar una lista de la compra, ir al supermercado con el estómago vacío o aprovechar las sobras

ahorrar dinero comida

Si queremos ahorrar dinero hay que recortar gastos. Muchas personas recortan los típicos gastos superfluos y de ocio, pensando que así bastará para conseguir ahorrar. Eso sí, muchas veces con esto no es suficiente.

Es más, casi siempre gastamos demasiado en cosas básicas como la comida, teniendo la creencia errónea de que no se puede ahorrar. Eso sí, en realidad sí que hay trucos para ahorrar en comida sin dejar de comer bien.

Trucos para ahorrar en comida

Antes de nada, deberías comenzar con los trucos básicos que todos conocemos, pero que a veces no practicamos. Lo primero es comprar marcas blancas, las cuales son más económicas que las punteras y sin tanta diferencia de calidad. Asimismo, aprovecha todos los descuentos y tarjetas de puntos que te ofrezcan en el supermercado, haciéndote socio de los clubes gratuitos que hay.

Otra de las cosas que se han hecho toda la vida y que ayudan a ahorrar es el uso de una lista de la compra. Actualmente la gente va al supermercado y compra con los ojos, algo que provoca que se gaste de más. Por ello, es mejor hacer una lista de la compra antes de salir de casa y ceñirte a ella, ya que así no gastarás en caprichos.

Si vas a hacer la lista, hazlo después de comer. De este modo, solamente comprarás lo imprescindible y no tendrás tentación de poner caprichos. Asimismo, nunca vayas al supermercado con el estómago vacío.

Además de comprar con los ojos, muchos españoles gastan demasiado dinero en precocinados. La comida preparada nos ahorra mucho tiempo, pero al mismo tiempo nos cuesta muchísimo más dinero. Realmente es mejor comprar productos frescos que se puedan cocinar, ya que no lleva tanto tiempo y acaba compensando. Si de verdad andas sin tiempo, lo mejor es cocinar para varios días e ir congelando lo que no te vayas a comer en el momento.

A la hora de comparar precios, deberías comparar el precio al kilo y no por unidad. Muchas veces la gente cree que es más barato comprar una bandeja de carne con 5 filetes que una con 2 cuartos traseros de pollo. Lo que ocurre es que los cuartos de pollo suelen pesar más, así que sale más rentable al kilo.

Finalmente, puedes usar un viejo truco de las abuelas. Este truco consiste en mezclar varias sobras para hacer una sola comida consistente, algo que hará que nunca tires comida. Por ejemplo, si te quedan pocas alubias puedes echar algo de arroz y tener una comida completa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...