Los autónomos son los nuevos jubilados precarios

Los autónomos han sido los grandes perjudicados de la crisis, pero ahora vemos como además sus ingresos en las pensiones resultan hasta un 40% inferiores a los de un trabajador por cuenta ajena.

autonomos

Mucho se habla en estos tiempos de la necesidad de emprender. Pero quien ha emprendido y sobre todo todos los autónomos que se lanzaron en algún momento a la aventura de crear su puesto de trabajo en España sabe que no se cuenta toda la verdad sobre este mundo. En realidad, los autónomos están fiscalmente maltratados,y aún pese a que se le da mucha publicidad y bombo a las ayudas que supuestamente servirían para relanzar al sector, la precariedad laboral de éste es una de sus principales características. Y a ésta, ahora hay que sumar también la precariedad de sus pensiones.

Si en alguna ocasión hemos hablado de que para que un autónomo gane 1000 euros debe facturar más o menos el doble, es decir, 2000 euros; en este caso nos referimos a una cuota de la Seguridad Social que debe pagarse él mismo, a razón de un mínimo de 264,20 euros al mes que no le darán para una pensión digna. Al menos no si tenemos en cuenta las últimas estadísticas. Las diferencias entre las pensiones que se cobran entre los colectivos del Régimen General de Trabajadores, y el colectivo del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos comienzan a ser realmente considerables. A continuación hacemos un análisis de los datos que puede tumbe tus expectativas de convertirte en uno de esos emprendedores de los que tanto necesita España.

La precariedad del autónomo

Si las escasas ventas por la crisis han hecho que muchos autónomos hayan tenido que cerrar sus puertas, y que la gran mayoría de ellos se quede en una situación de desamparo por las particularidades del paro autónomo, o por el hecho de que muchos no tienen cubierta la cobertura, saber que trabajando en este régimen no se asegura una pensión digna es quizás todavía más preocupante.

Actualmente, tras la última presentación de cifras oficiales, la pensión media de los autónomos asciende a 617,58 euros mensuales. Puede parecer mucho o poco, dependiendo con lo que se compare. En el caso de que la llevemos a la par de un trabajador, nos encontramos con que se trata de un importe un 37% inferior al de aquel, que de media cobraría 976,76 euros. Si nos referimos de forma exclusiva a las pensiones de jubilación, las diferencias se alejan todavía más entre régimenes, ya que los 686,02 euros mensuales que percibe un autónomo, son un 40,8% menos de la retribución media de un trabajador por cuenta ajena. Ésta se sitúa en 1.158 euros.

Mayor desigualdad

Pero si el tema de la comparación entre los dos colectivos asusta por lo precaria de la situación del autónomo, las mujeres son las que peor paradas salen. Aunque la situación se repite casi siempre en ese sentido, es cierto que no es lo mismo hablar de salarios un poco inferiores, que hacerlo con pensiones que de media no alcanzarían el salario mínimo. Esto es precisamente lo que les ocurre a las trabajadoras autónomas, que frente a los hombres con igual denominación cobran un 27,6% menos. Ellas de media tienen una pensión de  tan solo 525,76 euros mensuales. En el caso de los varones, esa cifra sube hasta los 726,17 euros.

Crear tu propio puesto de trabajo, asumir funciones de contable para estar al día con Hacienda, llevar todos los trámites que se le exigen a un trabajador autónomo, y sobre todo disponer de menos derechos de los que tiene un trabajador del Régimen General no es fácil. Precisamente porque el paro de los autónomos requiere cotizar más tiempo para tener menos paro. Precisamente porque cuando un autónomo está de baja laboral tiene que asumir el pago de la cuota íntegra de la Seguridad Social que le deja en una paga por baja que apenas le alcanzaría para vivir. Precisamente porque las pensiones, como vemos en los datos anteriores, son mucho más bajas. Y también por el hecho de que mucho se dice sobre lo fácil que es ser autónomo a día de hoy, hoy he querido mostrar mi preocupación por este tema. Preocupación que sé es compartida por muchos de los que viven la situación.

En relación a estos resultados, desde varias organizaciones de autónomos se ha solicitado que se elimine ese Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, y que estos sean llevados al Régimen General. Para estos colectivos, se están generando ciudadanos de segunda y de primera. Y los de segunda son los que siempre salen en los anuncios identificados como el futuro de España y un colectivo lleno de ventajas. Yo creo que ha llegado el momento se asumir que quien se arriesga y quien crea su empleo debe tener alguna ventaja. Y si éstas no son posibles, al menos, deberíamos estar tan protegidos como los trabajadores por cuenta ajena.

Imagen: Universidad EAFIT

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...