Liquidez para llegar a fin de mes

Cada vez es mayor el número de familias que necesitan dotarse de liquidez para intentar solucionar sus problemas domésticos y recurren a las entidades con créditos especiales.

Realmente la banca no es que esté muy florida y muy dada a repartir créditos a diestro y siniestro. Sin embargo todavía existe la posibilidad de pedir líneas de créditos que no son los llamados ‘tradicionales’ de pequeñas cantidades y que permiten a muchas familias cuadrar sus cuentas domésticas y no llegar a un endeudamiento por falta de liquidez.

Evidentemente este tipo de préstamos que conceden los bancos son por cantidades muy pequeñas –no superan los 5.000 euros- pero sin embargo permiten a las familias afrontar diversos problemas dentro de la economía familiar o simplemente les viene un imprevisto y no tienen modo de afrontarlo porque no cuenta con un colchón o ahorro.

Este tipo de pequeños créditos suelen amortizarse en poco tiempo –máximo un año- y algunos bancos incluso ofrecen créditos denominados de consumo, porque precisamente están indicados para algo inesperado y puntual. Suelen ofrecer entre 600-3.000 euros.

Evidentemente todos estos créditos que ofrece la banca casi a cuentagotas están sujetos a estudio por el propio banco, la fidelidad del cliente y su solvencia. Y por supuesto tienen que tener la nómina o pensión domiciliada y algún que otro recibo domiciliado.

No es que sea una buena solución pero para aquellas familias que se han quedado sin liquidez y les viene un imprevisto o no pueden afrontar pagos, todavía hay bancos que dan pequeños créditos para aliviar las economías domésticas.

Imagen | xornalcerto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...