Las familias en quiebra aumentan en España

La crisis, la falta de trabajo, la caída de los sueldos y sobre todo la escasez de consumo está llevando a la ruina a muchas familias españolas que ya no tienen ningún tipo de ingresos

quiebra familias

La crisis económica esta llevando a las familias españolas a vivir situaciones realmente complicadas, mucho más complejas de lo que nos podríamos imaginar hace apenas unos años. Pero mientras Europa sigue pensándose cómo sacarnos de la espiral del paro, y desde los gobiernos prometen planes de ayuda al fomento del trabajo que aún no se han estrenado, la quiebra de las familias se acelera y cada vez son más las que por uno u otra razón se quedan sin nada, y que en muchos casos no tienen derecho a subsidios o prestaciones.

Entre aquellos que han perdido el empleo por la burbuja del ladrillo y no han podido “reutilizarse” en el mercado por la escasa oferta laboral. Las mujeres que han sufrido el despido por la entrada de la nueva ley del trabajo doméstico. Y sobre todo todos aquellos autónomos que por la escasez del consumo han tenido que despedir a sus empleados e incluso cerrar sus puertas, las familias en quiebra provienen de casi todos los ámbitos. La clase trabajadora que ve como no se crea empleo. La clase media que ha sufrido EREs y s ha visto abocada al cierre de sus empresas. E incluso la clase medio-alta que tenía ingresos importantes dedicándose a actividades profesionales y a compañías que a día de hoy repuntan pérdidas en lugar de beneficios. Así es el panorama de la España de hoy.

Para calcular el número de familias que ya no tienen ingresos y que no pueden asumir sus pagos, existe el indicador de familias en quiebra, que como tantos datos estadísticos que se utilizan en el aparato público nos puede otorgar una radiografía de la economía doméstica en España. Y precisamente según esa valoración, en el cuarto trimestre del año 2012, 235 nuevas familias se declararon en quiebra. Y así, con ese dato, se confirma que existen un 15% más de familias en dicha situación de las contabilizadas en el año anterior.

Esto no significa otra cosa que los ajustes que se han llevado a cabo y las pocas medidas que fomenten el empleo han llevado a empeorar la situación de la mayoría de las familias, y que si pronto no se le pone remedio, podremos no solo alcanzar peores cifras de paro, sino que conseguiremos algo que nunca pensamos que iba a volver a pasar en España; que se viva en la miseria.

En fin, esperemos que todo esto termine pronto, y sobre todo que pronto los españoles podamos pensar un poco en positivo y aunque podamos seguir ahorrando mucho dinero con las lecciones de la crisis, al menos, poder respirar un poco más tranquilos.

Vía: Cinco días

Imagen: ::carlos:capote::

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...