Las emociones pueden influir en tus inversiones (y no para bien)

Tus emociones pueden afectar negativamente tus inversiones, y aquí te explicamos por qué.

¿De qué forma tus emociones afectan tus inversiones?

El ámbito económico es parte fundamental de cualquier aspecto, incluso en la vida diaria. Para tomar decisiones de este tipo, son muchos los factores que entran en juego.

Entre ellos se encuentran las emociones que pueden influir en tus inversiones (y no para bien).

Aunque parezca que no tienen una relación directa, es cierto que tu estado de ánimo puede determinar la toma de decisiones pertenecientes al ámbito económico.

Quizá para invertir en algún bien en un futuro o inmediatamente, tus emociones pueden ayudarte a elegir la mejor opción. O quizá no.

Sumado al estado de ánimo se encuentra tu capacidad de reflexión, pues mientras mayor sea, mejores decisiones podrán surgir.

Para que conozcas a profundidad los factores que influyen en las posibles inversiones que puedes realizar, te recomendamos leer este artículo.

Sistemas que influyen en el ámbito financiero

Como te mencionamos anteriormente, son muchos los factores que entran en juego cuando vas a realizar alguna inversión o cualquier otro proceso financiero.

Sin embargo, es necesario que conozcas los sistemas mentales que inciden en tomar buenas o malas decisiones.

En el año 2011, un psicólogo llamado Daniel Kahneman publicó en un libro los resultados de las investigaciones concernientes a las decisiones financieras.

En él, queda en manifiesto que son dos los sistemas de pensamiento que determinan la ejecución o no de proyectos financieros.

A continuación te mostraremos en qué consisten cada una de ellas.

Sistema 1: Las emociones

Según Kahneman, las emociones y las intuiciones son las que conforman el sistema 1 en cuanto a la toma de decisiones financieras se refiere.

Este sistema no puede ser controlado por ti, ni por terceras personas. Las intuiciones son aquellas que pueden llevarte a elegir opciones de inversiones que quizá no son tan factibles, pero que “sientes” que sí pueden serlo.

Aunque parezca que no influyen, las emociones son unos de los principales factores que inciden en las inversiones. Sin embargo, no es recomendable que te dejes guiar por ellas n decisiones importantes.

Sistema 2: La lógica

Por su parte, el sistema 2 está compuesto por la lógica y la razón, que son verdaderamente importantes para tomar las decisiones correctas.

Con la ayuda del sistema 1, podrás determinar con certeza cuáles son los beneficios y las consecuencias de realizar ciertas inversiones.

Además, no será una decisión tomada por impulsos, sino por el verdadero estudio y evaluación de tus estados financieros, tanto actuales como a futuro.

Es por esta razón que en el sistema 2 lleva consigo la búsqueda de información acerca de todos los factores que tienen que ver con una inversión.

Con esto nos referimos a los aspectos legales, al funcionamiento de los mismos, a las consecuencias y a las ventajas de una inversión.

Debes tomar en cuenta que el dinero que vas a invertir en bienes, debe estar asegurado y libre de cualquier complicación legal o de otro tipo.

Por esta razón, el sistema 2 es el más indicado para no tomar decisiones equivocadas al momento de realizar procesos concernientes a tus estados económicos.

¿Por qué la lógica y no los sentimientos?

Ahora sí enfocándonos en la influencia de los sistemas en tus inversiones, vamos a explicar el porqué la lógica debe anteponerse a tus sentimientos.

Como te hemos mencionado, el sistema 1 es difícil de gobernar, pero sus influencias pueden llevarte por un mal camino cuando de inversiones se trata.

Esto se debe a que los sentimientos están directamente relacionados con los impulsos, y éstos últimos pueden ser un gran enemigo en el ámbito financiero.

Cuando se trata de dinero, es sumamente importante conocer todos los factores que influyen en las decisiones de este tipo.

Con la ayuda de información adecuada por parte de economistas y demás profesionales en el área, el sistema 2 será el principal aliado de tus inversiones.

Por su parte, el sistema 1 es el menos indicado, aunque debe estar presente, por supuesto. Con las emociones, son muchos los proyectos de inversiones que han tenido errores irreversibles.

Además, el sistema 1 tiende a dejarte en confusión, pues no otorga la certeza de que la decisión es correcta basada en fundamentos, lo que sí sucede con el sistema 2.

Invertir no es cosa de juegos

Para finalizar, debes tener siempre presente que las inversiones no pueden ser tomadas a la ligera, como sí pueden serlo otras cosas.

Cuando tienes la noción necesaria para entender que el aspecto financiero debe ser tomado en serio, es más fácil poner a funcionar el sistema 2 antes que el 1.

Sin embargo, no debes alarmarte si ya has vivido la experiencia de tomar malas decisiones financieras por dejarte guiar por las emociones.

Lo realmente importante es no repetir este patrón, y comenzar a hacer uso de la razón y la lógica antes que de las intuiciones.

Ahora que sabes que las emociones pueden influir en tus inversiones (y no para bien), solo deberás trabajar en función de evitar esto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...