Las 5 peores inversiones que hacemos en economía doméstica

El listado que te mostramos a continuación constituye el de las peores inversiones grandes de dinero que podemos incluir en casa y de las que al final nos arrepentiremos.

jacuzzi

A veces, la cuestión no es tanto la de ahorrar dinero, sino la de saber cómo gastarlo. Nosotros hoy queremos hablarte precisamente de ese tema, y lo vamos a hacer analizando algunas de esas inversiones que deberíamos haber pensado unas cuantas veces más. De hecho, en muchos casos esos sueños con los que llevamos tiempo fantaseando, esos caprichos que pensamos siempre nos gustaría tener en casa o esos lujos que creímos podíamos darnos y nos compensaría, son al final una pesada carga para el día a día, aunque en su momento nos parecieron una inversión ideal.

No hay nada de malo en equipar nuestro hogar con aparatos, electrodomésticos y comodidades si se dispone de la inversión. Más bien todo lo contrario, ya que en realidad hacemos que nuestra casa gane valor en caso de que algún día pretendamos venderla, y de todos modos nos supondrá ganar también en cuanto a comodidades familiares. Sin embargo, hay ciertas cosas que no resultan útiles, por muy de moda que se hayan puesto. Algunas de ellas son las que vamos a mencionar a continuación, y no salen precisamente económicas. Así que si alguna vez has pensado en ellas, toma nota de las que deberías eliminar de tu mente. Aunque si ya has hecho la inversión, es muy probable que nos des la razón a la hora de considerarlas una mala inversión para la economía doméstica.

Inversiones que no salen a cuenta en el hogar

  1. Jacuzzi: es muy probable que llevemos toda la vida soñando con lo fantástico que debe de ser tener uno. Sin embargo, lo cierto es que no sale a cuenta. Con la vida ajetreada que llevamos, y lo rápido que se nos pasa el amor por uno de estos, se ve el capricho en toda regla. Pero es que además, sale muy caro. Pronto notarás que toda el agua que gastas, junto con la energía, no resultan precisamente el mejor aliado para mantener las finanzas domésticas saneadas.
  2. Televisión en tres dimensiones: de seguro que habrás pensado que es la mejor cosa que se ha inventado en muchos años. Y aunque en el mercado hay algunos modelos que empiezan a ser asequibles, al menos si tenemos un buen dinero para permitirnos el capricho y si lo comparamos con los precios que tenían estos mismos gadgets hace unos años, la verdad es que los pocos contenidos que existen y el hecho de que no todos los géneros resultan aptos para disfrutarlos de este modo hace que la inversión no compense en absoluto.
  3. Casa de vacaciones: a no se que lo hayas pensado como una inversión a la que sacarle partido mediante el alquiler, resultará bastante complicado poder apostar por ello como algo rentable. Pese a no vivir en ella, tendrás que pagar los gastos anuales que supone la propiedad, los que habrá que sumar a los de la vivienda habitual. Esto es sin duda algo que se nos escapa de las manos si lo comparamos con tener unas vacaciones en un hotel o alquilar una casa sin más para el período vacacional. ¿Nunca lo habías pensado?
  4. Bolsos y moda de diseño: te encantan cuando los ves, y piensas que son una muy buena inversión por el sello que llevan. Sin embargo, en unos meses habrán pasado de moda, y a no ser que quieras realmente parecer que estás fuera de onda, ya no podrás continuar sacándole partido. Sin lugar a dudas algo que no habrías pensado ni en la tienda, ni cuando veías todas esas campañas que te incitaban a la compra.
  5. Un coche sin haber buscado lo suficiente: si son de segunda mano, los principales lamentos vienen por no haber hecho una revisión a fondo, aún pese a que el precio era positivo. Si es de primera mano, por haberse dejado tentar por un plus con extras muy económico, no conocer bien los valores de consumo de carburante, o más bien por no estar seguros de que es realmente lo que necesitamos. Al tratarse de algo a lo que le vamos a dar uso en nuestro día a día, será mejor pensarlo, de ser necesario hasta cuatro o cinco veces.

Como ves, nos encontramos desde las cosas más del día a día, a verdaderos caprichos en nuestro listado de hoy. Sin embargo, lo que queda claro es que estas 5 peores inversiones que hacemos en economía doméstica deben ser tomadas con atención, sobre todo si eres de los que aún no las has hecho, pero que tenías en mente tomarlas. A la larga, e incluso a medio plazo, acabarás por arrepentirte.

Imagen: planetc1

Vía: Wise Bread

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...