La emancipación se retrasa cada vez más por la crisis

piso

Las consecuencias de la crisis van mucho más allá de lo que puede parecer simple vista. Y es que aunque parece que la crisis está relacionada solo con ahorrar y con asuntos económicos, está cambiando los hábitos de consumo, pero también nuestro estilo de vida. Y es que si antes habíaa jóvenes que decidían independizarse pronto y empezar a volar por su cuenta, una de las consecuencias de la situación económica que estamos viviendo es que los jóvenes cada vez se van más tarde de casa. 

Un informe elaborado por la Obra Social de La Caixa refleja que el 44% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 34 años viven con sus padres, sobre todo porque están en el pero o tienen trabajos temporales que no les garantizan una estabilidad que les permita iniciar la vida por su cuenta.

Este retraso en la edad de independizarse se refleja también en otras cosas, por ejemplo, la edad en la que se casan los jóvenes y la maternidad y el nacimiento de los hijos, que se ha colocado en torno a los 31 años.

La falta de empleo, unida a la falta de apoyo y de ayudas por parte de las instituciones públicas hace muy complicado que esta situación pueda cambiar a corto plazo, por lo que de momento, seguirán siendo muchos los jóvenes que vivan con sus padres algún tiempo más.

Vía| 20minutos

Foto de JuanJaén

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...