La economía de Francia sufre un frenazo incalculable en esta segunda mitad del año

Francia no esperaba recibir este duro golpe en su economía, ahora mismo busca la forma de seguir avanzando

Francia sufre un paro inesperado en su economia

La actividad del sector privado en Francia ha registrado en el mes de marzo la mayor caída de toda la serie histórica de la encuesta de gestores de compra, hecha por IHS Markit, como resultado del impacto de la pandemia de coronavirus. y de las medidas de contención efectuadas por el Gobierno francés.

Según indica el PMI compuesto correspondiente al mes de marzo, que se ha ubicado en 30,2 puntos, frente a los 51,9 del mes anterior.

La caída de la actividad en Francia ha sido exclusivamente notable en el sector servicios, cuyo índice PMI sectorial ha bajado en marzo hasta los 29 puntos, el nivel más bajo de toda la serie histórica, frente a los 52,6 del mes de febrero, cuando la actividad aún se estaba propagando.

El gobierno francés revisó sus previsiones de recesión en el presente año y predice una caída de 11% en el Producto Interior Bruto (PIB), anunció el ministro de Economía. “Nunca escondí que lo más duro está por llegar” porque “el choque de la crisis fue extremadamente brutal”, mencionó Bruno Le Maire en la radio RTL.

El instituto de estadística expuso que la caída del PIB sería mayor al 08% debido a que la recuperación tras el desconfinamiento será “en el mejor de los casos progresiva en el segundo semestre”.

El desplome de la economía

Las medidas para la contención del covid-19 han arrastrado la economía de Francia a una fuerte contracción el 1er trimestre de 2020, un primer anuncio de lo que será la mayor recesión en Europa desde la II Guerra Mundial.

La expansión del virus ha sentenciado las economías de todo el globo terráqueo en un giro impensable a principios de año, cuando se descubrieron los primeros casos en China. El FMI espera que la economía del mundo se contraiga un 3% este año, con el continente europeo cayendo un 7,5%.

La economía de Francia ya está en una recesión técnica luego de una pequeña contracción del 0,1% a finales del año pasado.

Los Gobierno, incluido el francés, están ya preparando el levantamiento de las restricciones para reactivar las economías, y se detectan señales de un repunte de la actividad, como el consumo de electricidad.

Queda por ver lo perene del daño económico por el cierre de organizaciones, la pérdida de empleo y la retracción del consumo. El Ministro de Finanzas Bruno Le Maire ha recalcado varias veces que la recuperación será «larga, difícil y costosa» y necesitará un mayor estímulo fiscal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...