La crisis ha cambiado los hábitos de consumo a crédito

En momentos de crisis y austeridad obligada, hay que buscar las mejores tarifas y las ofertas más contundentes y dejar atrás los abusos en los préstamos y tarjetas de crédito. Y es que la crisis económica ha cambiado de modo definitivo los hábitos de los españoles y el panorama es diferente. Se impone el ahorro, que puede realizarse en todos los ámbitos.

No es preciso renunciar a ningún servicio o prestación, sino hacer un balance del cuadro de gastos y detectar qué productos o servicios son necesarios y de cuáles se puede prescindir.


Puede ser la eliminación de las tarjetas que apenas se utilicen. Con una de crédito y otra de débito será suficiente para afrontar las necesidades financieras y compras. Así se anula el gasto que implican las cuotas de mantenimiento y administración.

Utilización menor de la tarjeta. Los intereses que se cobran todos los meses pueden ser superiores a los de los créditos tradicionales. Esta estrategia puede representar un recorte de entre 100 y 300 euros todos los meses, en función de su uso.

Decantarse por una cuenta corriente o de ahorro sin comisiones ni gastos de mantenimiento, y también eliminar los seguros que no se necesitan. Si se tienen varios, es probable que estén duplicadas sus coberturas. Lo mejor será unificarlos bajo un único producto asegurador. Con ello se puede conseguir que todos los meses la cuenta corriente disponga de unos 30 euros más.

Imagen | vanguardia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...