¿Qué son los activos financieros?

Los activos financieros son un elemento muy valioso si deseas invertir tu dinero. Aquí te explicamos en qué consisten.

Conoce en qué consisten los activos financieros

Se puede definir como activo financiero al instrumento económico que otorga al comprador los derechos de recibir ingresos en un futuro por parte del vendedor. Pueden ser emitidas por cualquier entidad económica como: gobierno, empresas o comunidades autónomas, y no poseen ningún valor físico, como suele suceder con los activos reales (coche, casa, etcétera).

Los activos financieros se diferencian de los activos reales porque no aumentan la riqueza general del país, aparte que no se registran en el Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, promueven el movimiento de los recursos económicos reales, contribuyendo al crecimiento económico de la nación.

La ventaja de los activos financieros es que el comprador realiza inversiones, mientras que el vendedor se financia.

¿Cuáles son sus características?

Es importante conocer cuáles son las características fundamentales de los activos financieros, que pueden variar dependiendo del tipo de activo.

Riesgo

Es la probabilidad existente de que el vendedor incumpla lo acordado. Esto queda determinado por las garantías que ofrece el vendedor, como su solvencia.

Liquidez

Se refiere a la capacidad de convertir el activo en dinero sin presentar ningún tipo de pérdida, de tal manera que el dinero es el activo con mayor liquidez, seguido de los depósitos bancarios y diferentes productos.

Rentabilidad

 Se determina por el interés que obtiene el comprador. Cuanto más elevado sea el interés aportado, la rentabilidad será mayor.

¿Clasificación de los activos financieros?

Los activos financieros se pueden clasificar de la siguiente manera:

Renta fija

Se puede definir como los activos que emiten las empresas o instituciones públicas. Estas últimas generan poco riesgo, por el respaldo financiero que poseen las instituciones que lo emiten, ya que se comprometen hacer la devolución del capital que se invirtió en un tiempo establecido. Algunos tipos de renta fija son: pagarés, letras, bienes raíces y cuenta de ahorro.

Renta variable

Son las que no aseguran que se recupere lo invertido, lo cual genera el riesgo de que el capital invertido se pierda. Suelen establecerse en periodos cortos, medianos o de largo plazo. Se deben evaluar todas las variables.

Hay que destacar que, dependiendo del plazo de vencimiento de los activos financieros, se pueden dividir en:

  • De corto plazo: son los que establecen una rentabilidad más baja porque el tiempo de amortización es corto. Por lo general, su plazo es mejor a un año.
  • De largo plazo: su lapso se establece en más de 12 meses, por lo que representan un riesgo mayor.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...