¿Qué productos bancarios de ahorro son más seguros?

La economía doméstica ya no sabe hacia dónde mirar para asegurar el capital en efectivo que posee, y con tantos problemas con quitas a los depósitos hoy hablamos de los productos bancarios más seguros

productos ahorro

Probablemente muchos de los que nos leen se estén preguntando en este momento si su dinero está seguro en el banco. Aunque en nuestro blog hemos hablado de la posibilidad de cambiar de banco para uno que nos de una mayor seguridad, y también del asunto del Fondo de Garantía de Depósitos, que en caso de quiebra de la entidad debería cubrir esos 100.000€ por titular de los que ya todos hemos oído hablar, lo cierto es que no todos los productos de ahorro son iguales, ni están igualmente protegidos, con lo que hoy ponemos un poco más de luz sobre eso de invertir el dinero con seguridad.

¿Qué productos bancarios de ahorro son más seguros?

En realidad el Fondo de Garantía de Depósitos, salvo las excepciones que ya hemos mencionado en nuestro blog de ahorro en el caso de que se contrate un producto en una entidad no registrada en España, cubriría los 100.000€ de máximo si la entidad quiebra. Así, en principio, todos los depósitos de esa cantidad o menores estarían garantizados.

Sin embargo, no siempre los depósitos son el producto más rentable, y son muchos los ciudadanos que se van a buscar cómo hacer crecer su dinero de otra forma, y ahí es dónde entran los demás productos bancarios, a los cuales echamos ahora un vistazo en cuando a la seguridad que ofrecen al inversor.

  • Bolsa: aquí no hay nadie que garantice tu dinero. Tu eres el responsable de dónde lo inviertes y si se convierte en más dinero porque las acciones han subido, o en menos, porque las acciones han bajado. Es quizás el producto más arriesgado, pero también el más rentable.
  • Pagarés bancarios: son quizás uno de los peores productos en cuanto a seguridad en caso de quiebra. En caso de que tengas uno en mano cuando quiebre la entidad se convertirán en papel mojado, ya que ningún organismo los asegura de ningún modo.
  • Bonos y obligaciones: aunque muchas veces los venden como si fueran algo seguro, lo cierto es que si bien es mejor que la Bolsa en cuanto a riesgos que se corren, no tienen tampoco la seguridad de no perder todo el capital. Así, en caso de quiebra solo se pagaría en la medida en que hubiera capital disponible para pagar dichas deudas.
  • Cuentas corrientes, remuneradas y otras: en este caso la seguridad va aumentando con respecto a los otros dos y el sistema que se aplica es idéntico al de los depósitos comunes, aunque claro, la rentabilidad también es bastante menor como norma general.

Imagen: xornalcerto

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...