¿Por qué deberías invertir en bolsa si tienes menos de 30 años?

Empezar desde muy joven a invertir en la bolsa puede traerte en el largo plazo excelentes resultados para ti.

blur-1853262_1920

Si cumpliste 30 años o, por el contrario, estás por debajo de esta edad, sería conveniente considerar el ingreso al mercado de valores. Al ser joven, posees muchas capacidades, totalmente asombrosas, que podrías aprovechar con efectos realmente rentables y superiores como inversor individual.

Y no necesariamente debes contar con treinta años, incluso si sobrepasas esta edad, considérate un ganador y comienza a tomar ventaja.

Muchos piensan que la bolsa es para personas con vasta experiencia y solo enfocada a inversores de más de medio siglo. Sin embargo, tú también puedes aprovechar tu “corto” tiempo de vida, porque con 30 puedes ser excelente inversor según estudios de ING en Bélgica.

El estudio arrojó que estas personas cuentan con gran paciencia, un factor infravalorado, pero totalmente positivo en la bolsa.

Además, puede parecer simple, pero el trabajo determinó que los jóvenes pueden postergan la ganancia inmediata, fortaleciéndose en rendimientos a largo plazo.

No cometas los errores típicos

La principal característica del estudio ING fue la ventaja de los jóvenes sobre la gente mayor fue esperar por sus utilidades. Esta tendencia al parecer no es tan fácil de dominar ni mantener, según la Universidad de Stanford, mediante un estudio denominado “Marshmallow”.

Este fenómeno se reconoce como descuento temporario en el ámbito económico, lo cual nos permite ahorrar a muchas personas.

Además, siempre es importante entender que esa persona treintañera puede caer en fallas al momento de invertir, al no poseer experiencia. Recuerda que la edad es una ventaja que te hará sobresalir, pero también implica un contra en tu juego dentro de la bolsa.

Un error es sobreestimar aquello que puedes y eres capaz de lograr, así que evítalo, si deseas ser un inversor exitoso.

También es importante ser precavido y no dejar todo al instinto, ya que humanamente somos positivos frente a las posibilidades, pero humanos al fin.

Aprovecha tu juventud

El hecho de ser joven y haber comenzado desde temprano a invertir en la bolsa te generará grandes ventajas, tales como:

Posibilidades de lograr fortuna

La mayoría de los grandes inversores de la bolsa comenzaron el negocio siendo muy jóvenes, incluso antes de los 30 años.

Esto les otorgó una ventaja realmente favorecedora sobre otros inversores también experimentados, así que piénsalo, no esperes mucho para decidirte.

Posibilidad de recuperarte frente a pérdidas

Al operar en la bolsa, seas joven o no, estarás expuesto a pérdidas financieras, ya seas intermediario, oferente o demandante de capital.

Si caes en pérdidas financieras, podrás recuperarte con mayor facilidad al contar con la energía suficiente para volver a intentarlo.

Rentabilidad con menor esfuerzo

Si comienzas a invertir temprano, y no a los 50, podrás disfrutar de tus rendimientos al jubilarte a menor edad que la media.

Sólo debes ser capaz de diseñar mejores estrategias y aprender de los grandes, para lograr mejores resultados financieros.

Haz crecer tus inversiones

Recuerda que la manera más fácil de elevar tus inversiones y aumentar tu patrimonio es a través del “Interés Compuesto”.

Pero, ¿sabes realmente qué significa este término? Se trata de darle una gran funcionalidad a las ganancias obtenidas anualmente.

La respuesta es reinvertir, además de contar con un factor que toda persona de treinta años posee: el tiempo.

Esta propiedad es totalmente positiva para ti, y resaltará sobre los más viejos, si lo que quieres es invertir en la bolsa. Dedícate a instruirte para que no solo debas confiar en tu juventud, sino que, además, la combines con estudio y estrategia.

La idea primordial del interés compuesto es que logres multiplicar los intereses de tus inversiones con gran desempeño.

Esto solo lo alcanzarás si comienzas ya, porque con esta técnica, por ser probada y conocida, resulta evidente que obtendrás mayores beneficios.

Según infinidades de gráficos, la personas que invierten a corta edad, logran elevar su patrimonio, mucho más que expertos mayores.

¿Qué podemos aprender?

Es necesario que visualices el panorama de un inversor a la edad de 30 años, rodeado de personas más experimentadas en la bolsa.

Un inversor común generalmente comete los mismos errores, como creer que posee absoluta información sobre el mercado real y actual.

Y mayormente, este tipo de inversores posee la edad de 50 años en adelante, lo que implica que tú también podrías fallar así.

Comenzar a invertir dentro de la bolsa a temprana edad te brindará un plus, que será la eliminación del riesgo a largo plazo.

Se trata de la analogía que existe entre riesgo y rentabilidad a largo plazo, detallándolo así: “A menor riesgo, mejor relación riesgo rentabilidad”.

Intenta introducirte en el mundo de la bolsa, pero hazlo de la forma correcta, con tu dinero en constante movimiento. Además de mantenerte sano emocional y financieramente, lo cual es realmente positivo para tu inversión, aportándote tranquilidad para desarrollar mejor tus estrategias.

Así que ya sabes, si quieres triunfar en el mundo tan complejo, pero al mismo tiempo tan simple como la bolsa, toma acciones. Prepárate intelectualmente y siempre combina esos treinta años con astucia y paciencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...