Invertir es para muchos la nueva forma de ahorro

Muchos opinan que invertir el dinero y hacerlo circular en forma de productos que puedan ser útiles y revendibles sería el mejor método de ahorro en la actualidad.

comprar

En los últimos años se ha venido desarrollando una tendencia de pensamiento acordada en gran parte por los especialistas en economía, que se refiere al estímulo del consumo de bienes que no necesariamente incrementan el patrimonio familiar, es decir, una forma de ahorro pero desde la inversión en productos útiles que a su vez puedan significar un flujo de dinero llegado el caso de necesidad.

Si en el pasado la única forma de forjarse un futuro era ahorrando dinero de forma incansable sin pensar nunca en la posibilidad de utilizarlo porque se postergaba para un bien mayor frente a las diferentes etapas de la vida como la boda, un nacimiento o cualquier eventualidad, hoy por hoy tenemos una mirada mucho más presente del consumo y vivimos a corto plazo en cuestiones de gastos. Por eso se estila comprar cosas que nos sirvan y que a la vez luego sean fáciles de vender.

Teniendo eso en mente hay mucho en lo que uno puede invertir, pero sin dudas una de las decisiones más inteligentes es la de realizar compras de productos que sean realmente útiles, como aquellos que representan una facilidad de transporte, tal es el caso de vehículos a buen precio o motos de ocasión que a su vez pueden ser utilizadas para realizar diversos trabajos.

Lo cierto es que hay que tener siempre en cuenta algunos criterios lógicos a la hora de invertir, y en eso entra saber elegir tanto modelos como principalmente marcas, ya que sobre todo hay que asegurarse de obtener productos de calidad que duren y funcionen como pretendemos. Por ejemplo, la firma Kymco  tiene una amplia gama de posibilidades ajustables a los diferentes bolsillos, por lo que vale la pena tenerla presente.

Lo segundo también muy importante a tener en cuenta con este criterio de ahorro basado siempre en el consumo, que permite hacer circular el dinero, es mantener la mente fresca y saber desprenderse llegado el caso en el que se necesite nuevamente contar con algo de efectivo extra. No hay que quedarse atrás a la hora de vender porque con el tiempo las cosas van perdiendo el valor original, y si bien estos trámites suponen una pérdida efectiva, hay que tratar siempre de que sea la menor posible y que siempre sea más amplio el provecho luego de cada uno de este tipo de negocios.

Foto: loresui

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...