Inversiones sin riesgo: Deuda pública

inversiones deuda publica

Hoy comenzamos una serie de artículos con inversiones sin riesgo, con la deuda pública como primer tema a tratar. Hay muchos pequeños inversores que, con la inestabilidad de los mercados financieros actuales, no saben qué hacer con sus ahorros para que renten (es decir, que no disminuyan, al aplicarle la inflación interanual) y no tengan riesgo.

Existen varios productos financieros sin riesgo que ofrecen una rentabilidad básica. Que nadie intente hacerse rico con ellas, pero tampoco perderás nada. En este grupo entran la deuda pública, los fondos monetarios y los depósitos bancarios. La conveniencia de una de estas modalidades, dependerá de la situación, la disponibilidad del dinero que se necesite…

Hoy, como ya os he adelantado, nos centraremos en la deuda pública, cuya bandera es la seguridad. Es cierto que la rentabilidad no es muy alta, pero teniendo en cuenta que es prácticamente imposible perder lo invertido, habrá quien le compense.

Y la prueba suprema de dicha seguridad es el hecho de que el pago de intereses y su amortización están asegurados por la Constitución española, cuyo emisor es el Gobierno español. Los tipos, dependiendo del plazo de amortización, son los siguientes:

  • Letras del Tesoro: De 3 a 18 meses. Ofrecen un 4,29% de interés (última subasta) y son valores emitidos al descuento (su precio de adquisición es inferior al importe que el inversor recibirá en el momento del vencimiento -la diferencia entre ambas cantidades será el interés- ).
  • Bonos del Estado: De 3 y 5 años. Ofrecen un 4,35% y un 4’8% de interés, respectivamente. Si sabes con seguridad que no vas a necesitar el dinero durante este periodo, es interesante.
  • Obligaciones del Estado: De 10, 15 y 30 años. Con un interés máximo del 4,9%, no creo que compense a nadie apalancar un dinero por tantos años.

El mínimo de inversión son 1.000 € para todas las modalidades, y, si se quiere invertir más, la cantididad siempre ha de ser múltiplo de este mínimo. Sea cual sea la inversión elegida, el comprador puede vender estos activos en cualquier momento.

No obstante, hay que tener en cuenta que la rentabilidad dependerá del precio de las letras, bonos u obligaciones en el mercado cuando se vendan. ¿Qué deternina dicho valor de mercado? El tipo de interés de mercado: al subir los los tipos de interés, suben también lo hacen las rentabilidades de las nuevas emisiones. Por el contrario, los títulos ya emitidos pierden valor. Por tanto, para no perder dinero, si un inversor necesita vender antes de tiempo, es aconsejable que lo haga cuando los tipos de las nuevas emisiones bajen.

Para evitar una depreciación y una bajada de su precio de mercado, lo más interesante financieramente hablando, es poder recuperar lo invertido cuanto antes, y, al no haber grandes cambios en los intereses, siempre es recomendable la letra del tesoro frente a los bonos o las obligaciones. Además, es el activo de deuda pública más fácil de vender en mercado.

Foto | Archim

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...