¿Fondos o depósitos?

fondos

A muchos nos viene a la cabeza la misma pregunta. A igual rentabilidad ¿Donde debería depositar mis inversiones? ¿En un fondo o en un depósito?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la rentabilidad que ofrecen los fondos es orientativa. Esta rentabilidad está basada en los resultados del último año, pero nadie nos puede asegurar que los buenos resultados se repitan (salvo que sea un fondo compuesto totalmente por renta fija). Los depósitos, en cambio, ofrecen la rentabilidad real a la que depositamos el dinero y, en este aspecto, no solemos encontrarnos con sorpresas.

Ambos productos tributan al 18%, pero lo hacen en diferentes momentos. Mientras que los depósitos tributan en el momento en el que te abonan los intereses, los fondos lo hacen cuando reembolsas las participaciones. ¿Qué quiere decir esto? Que si tienes un fondo a más de un año te beneficias de ese 18% que aun no te han quitado y que, te sigue rentando en el fondo.

Un ejemplo de ésto: Si disponemos de un capital de 1000€ invertido en un fondo y el fondo nos renta un 5% anual, a final de año tendremos 1050€ que podrán seguir en el fondo dándonos dinero. En el momento que quitemos ese dinero nos tocara pagar el 18% correspondiente. Si los 1000€ los tuviéramos en un depósito, al finalizar el año, de esos 50€ tendríamos que tributar 9€ y, a final de año, nos quedaríamos con 1041€.

La conclusión es que a pesar de que el tipo de interés de los fondos pueda variar (en función de su composición) nos ofrece una ventaja fiscal interesante y que debe de ser tomada en cuenta.  Al final ambos productos tienen sus ventajas y desventajas y deberemos de ser nosotros quienes a la hora de invertir evaluemos qué nos conviene

Foto | Andrew Magill
En A Fin de Mes | Mejores depositos a tres mesesMejores depositos a un mes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...