¿Cuanto tiempo se puede tardar para abrir un negocio en España?

Abrir una empresa en España puede llevar unos cuantos días pero la inversión de tiempo se ha reducido sustancialmente en comparación a años anteriores, sin embargo, han surgido varias propuestas para agilizar los trámites.

Emprender en España requiere tiempo

Aunque actualmente es más rápido y se requiere menos papeleo para abrir una empresa en España, el país sigue ocupando un lugar de regular importancia entre los analizados, según el informe Doing Business del Banco Mundial basado en un análisis concluido en mayo de 2018, donde las economías son clasificadas entre el puesto 1 y 190 dependiendo de la facilidad que haya para hacer negocio.

Cerca de dos semana debe invertir quien se quiera lanzar a la conformación de un negocio, doce días y medio para ser exacto, además de llevar a cabo siete procedimientos, sin embargo, si se echa un vistazo a las cifras de hace 15 años cuando se debían ocupar más de cuatro meses, el avance es notable y repercute en la dinámica de la economía española donde 95 de cada 100 empresas cuenta con menos de nueve empleados.

Sin embargo, si España se compara con Nueva Zelanda, que ocupa el primer lugar del ranking y donde sólo se necesita medio día para abrir una empresa, o con Canadá que exige sólo día y medio, los pasos que se han dado pueden verse como mediocres, no obstante, las trabas que puedan surgir en territorio español se deben en la mayoría de los casos a contradicciones que aparecen entre normativas de los distintos niveles de gobierno.

Los especialistas en el tema coinciden en que abrir un local dirigido al público tiene varios obstáculos que pueden frenar al emprendedor de cualquier área porque es mucho el tiempo que se debe invertir y además las obligaciones que se deben cumplir a nivel local en cuanto a la salud, seguridad y acceso son bastante engorrosas.

Adicional, señalan que los textos que norman las actividades como leyes nacionales y normativas locales pueden entrar en conflicto y en ocasiones son víctimas de lecturas que no recogen el contenido verdadero de la legislación.

Pero recientemente, se ha emprendido una campaña que pretende impulsar la instalación de una ventanilla única donde el empresario o autoemprendedor consigne los requerimientos de todos los niveles de la Administración Pública que debe reunir para la conformación de la empresa.

La digitalización de los trámites

Los expertos en el área están de acuerdo en que lo prologado del proceso y la cantidad de trámites es una de las razones principales que desestimulan a los portadores de proyectos y en en vista de ello la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) está tomando algunas acciones que buscan que las empresas más modestas tengan el menor número de trámites que hacer. Para ello publicaron un plan para optimatizar los procedimientos y hacer la vida más fácil a los creadores de emprendimientos.

Entre las propuestas también está la necesidad de consignar los requisitos solicitados por las administaciones una sola vez y no repetir el capricho burocrático de entregar el mismo documento en distintas instancias. En este sentido, plantean poner al día la recopilación digital de la información y que la Internet sirva de herramienta para aligerar los procesos.

Según los datos, la inversión en la digitalización es una demanda general de las Pymes y que según las encuestas realizadas es un paso que haría más eficiente la relación entre las empresas con las instituciones del Estado, además es una propuesta que está apoyada en un marco legal de hace año y medio.

Leyes para ayudar a los pequeños

Hace cerca de dos años que La ley de Reformas urgentes del Trabajo Autónomo fue avalada por el Congreso y según los especialistas, es una legislación que aportó algunas ventajas por ejemplo a los emprendedores que simultáneamente laboren para sí y para un tercero la Seguridad Social le retornará lo que cotice de más por los dos trabajos, sin que tengan que solicitarlo.

Además, la ley establece que los autónomos como podrán deducir los gastos de la manutención que sean necesarios para realizar su actividad sea en restaurantes u hoteles, también los empresarios que trabajan desde su casa podrán deducir gastos de la vivienda como electricidad, teléfono, agua, etc.

Según los números del registro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, los trabajadores por cuenta propia superan los tres millones 200 mil, y de ellos cerca de los dos millones, es decir , más del 60% está inscritos como persona natural y los demás como persona jurídica.

Un marco jurídico que permita la flexibilidad necesaria a los autónomos para movilizarse en un escenario laboral tan variante puede ser fundamental para propiciar un ambiente que muchos ha calificado de amable.

Las estimaciones son positivas, ya el 20% de los autónomos registrados como persona física tienen al menos un empleado a su cargo, y se espera que la legislación ayude no sólo a que los proyectos independientes progresen en términos de generar mayor estabilidad y solidez al pequeño empresario sino que también contribuya a generar más empleos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...