Control de los gastos extraordinarios

Consejos de ahorro

Estamos en pleno periodo estival, no cabe duda que uno de los principales damnificados durante los meses de julio, agosto y septiembre –donde generalmente hay que hacer frente además a los gastos propios del retorno al colegio y/o estudios– es el ahorro.


Sin embargo, el momento por el que transita la economía no deja lugar para las opciones; vivimos inmersos en la era del ahorro, bien por decisión propia o impuesta a través de las medidas y reformas gubernamentales, lo cierto es que generar y mantener una capacidad de ahorro es hoy, de obligado cumplimento.


Es por este motivo que la gestión de los ahorros se hace fundamental a la hora de tomar decisiones en relación a las vacaciones y la asunción de gastos extraordinarios propios del otoño.


Invertir y gestionar, clave de la economía familiar

Una de las primeras acciones que debe llevar a cabo es la planificación. El análisis de sus objetivos a corto, medio y largo plazo, así como los gastos planificados en dicho horizonte temporal, es sin duda, la premisa fundamental para lograr una adecuada planificación.

Ingresos y gastos, básico pero fundamental

  • El análisis de los ingresos y un adecuado control de los gastos, es la única fórmula existente para determinar las cantidades de las que usted dispone para ser destinadas a gastos extraordinarios
  • En un momento como el actual debe evitar incurrir en algunos errores arraigados durante los años de bonanza
  • Gaste únicamente las cantidades disponibles una vez cubiertos los gastos presentes y prorrateados los gastos futuros
  • No incremente su capacidad de endeudamiento
  • Ahorre y diversifique, a través de depósitos bancarios combinados con inversiones de riesgo bajo, como planes de pensiones y/o fondos de inversión garantizados
  • Preste atención a su nivel de solvencia y liquidez, ya que es la única forma de evitar incurrir en gastos adicionales

Consejos finales

Generar una capacidad de ahorro es un cambio drástico en los hábitos de consumo, es por este motivo que el control constante, la paciencia y la rigurosidad, son las únicas alternativas para lograr la tranquilidad financiera. No debe olvidar que, como todo cambio implica una aceptación de la nueva realidad por lo que antes de desesperarse, céntrese en encontrar las fortalezas ocultas en la debilidad, únicamente así podrá dar comienzo a su nueva y sana economía doméstica.

En A fin de mes | Ahorro, crecimiento y riqueza

Foto | Andres Rueda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...