Ahorrar dinero ¿Qué porcentaje de mi dinero debo invertir?

Ahorrar dinero supone también buscar la máxima rentabilidad. Hoy te explicamos qué porcentaje o importe deberías dedicar a la inversión para asegurarte de que tu dinero crece.

ahorrar

Cuando se habla de ahorrar dinero, son muchos los que confunden ahorro e inversión. En realidad, los productos bancarios que se ofrecen en España están bastante aglutinados hacia un perfil conservador y somos el país europeo que más depósitos tiene. Esta cultura bancaria también tiene mucho que ver con la confusión generalizada que existe. Pero no importa, hoy vamos a intentar poner un poco más de claridad en todo el asunto. Así que, si siempre te has preguntado cuánto debes ahorrar o invertir para estar a salvo en tu economía doméstica, sigue leyendo ¡Hoy te lo explicamos!

Para saber cuánto dinero del que dispones deberías destinar al ahorro y a la inversión, no hay que hacer una regla compleja con porcentajes que te pueden acabar demostrando que apenas ahorras dinero. Lo mejor es siempre hacer un estudio de los riesgos que pueden darse en la economía familiar y, a partir de ahí, pensar en cifras coherentes que te permitan por un lado enfrentar posibles imprevistos y, por el otro, acceder a una buena rentabilidad para ese dinero que no necesitas. ¿No tienes ni idea de cómo se hace esto? Pues a continuación vamos a intentar explicártelo con un ejemplo bastante sencillo.

Calcular los riesgos familiares

El riesgo para tu economía doméstica depende de los gastos que tengas fijos mensuales, del dinero que tienes ahorrado y de la posible pérdida de ingresos. Supongamos pues que tienes un total de 10.000 euros en ahorros disponibles. Además, ganas generalmente 2000 euros al mes que se ingresan en forma de nómina o rendimientos. Los gastos fijos que soporta tu economía doméstica son de 500 euros. Entonces, ¿qué pasaría si un día sin más te quedases sin esos ingresos que en principio son los únicos que recibes? Pues que tendrías que tirar de los ahorros y, por lo tanto, no podrías tenerlos todos invertidos o correrías el riesgo de no poder acceder fácilmente a tu dinero.

Si esos 10.000 euros los destinases a cubrir la falta de ingresos te darían para un total de 20 meses. Es decir, podrías estar hasta 20 meses sin preocuparte porque con el dinero que has ahorrado puedes cubrir los gastos fijos. Eso sí, en este supuesto no se contempla que pueda aparecer un gasto puntual no esperado, algo que descolocaría las cuentas. Por lo tanto, vamos a suponer que quieres dejar 2000 euros separados para esos imprevistos. El dinero ya da ahora para menos. Te quedan 8000 euros de los ahorros que, sin ingresos, rendirían un total de 16 meses. ¿Te parecen muchos meses? ¿Crees que podrías encontrar ingresos o un nuevo trabajo mucho antes? Entonces todavía te queda margen para invertir. Sin embargo, si crees que no es demasiado tiempo, en este ejemplo te recomendaríamos que no invirtieses para no arriesgar tu economía más de lo que tú consideras oportuno.

Tengo dinero sin arriesgar mi economía ¿qué hago con él?

Si has llegado hasta aquí y crees que aún suponiendo el riesgo más elevado para tu hogar y separando parte del dinero que tienes te sobra dinero que no vas a necesitar actualmente, entonces deberías considerar invertirlo. Pero, ¿dónde puedes invertir tu dinero? Actualmente la oferta de los depósitos resulta muy poco atractiva porque tal y como hemos analizado en otros artículos de A Fin de Mes no ofrece mayor rentabilidad que las cuentas corrientes o de ahorro. Eso implica que vas a tener que pensar en un producto como ése si no quieres renunciar a tener una disponibilidad inmediata. Echa un vistazo al post sobre las mejores cuentas corrientes remuneradas.

Pero, si prefieres otro tipo de inversiones, podrías pensar en un plan de jubilación para ahorrarte unos euros en la factura fiscal y garantizarte un dinero para el futuro; un fondo de inversión que igualmente tiene incentivos fiscales y permite conseguir con mayor riesgo una rentabilidad más alta o; sí ya sabes invertir en Bolsa, apostar por colocar tu dinero en las compras y las ventas bursátiles. Es una elección personal, pero recuerda que hay productos en los que sí puedes perder parte del capital que inviertes y otros en los que no tendrás que pasar por este problema. Además, en caso de que vayas a invertir en mercados variables, existen también seguros que te cubren una parte de la inversión o completa y te garantizan además un mínimo de interés.

Foto: Andrey_Popov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...