3 tipos de planes de pensiones que te conviene conocer

Ahorrar dinero es casi siempre sinónimo de invertirlo. Un plan de pensiones puede ser una buena opción, pero hay mucho más en estos productos que los planes individuales a los que estamos acostumbrados.

planes de pensiones

Los planes de pensiones son uno de esos productos que se ha popularizado entre los consumidores que están llenos de ventajas fiscales. Además, cada vez es más frecuente hablar de ellos por la situación en la que están las pensiones públicas, con una caja que promete acabarse pronto si no se soluciona el problema del desempleo en este país. Aunque no es la primera vez que te explicamos cómo funcionan los planes de pensiones en A Fin de Mes, hoy queremos profundizar un poco más en el tema explicándote cuáles son los tipos de productos que te puedes encontrar en el mercado.

Generalmente, cuando se habla de planes de pensiones, todo el mundo piensa en ese servicio que ofrecen los bancos y que se contrata de manera individual aportando mensualmente o anualmente una cantidad. Sin embargo, pese a ser menos conocidos, también existen otros tipos de planes de pensiones que puedes tener a tu disposición y a los que quizás no le estás sacando todo el partido que podrías como inversión de cara al futuro. A continuación te hablamos de ellos y te contamos cómo funcionan.

Tipos de planes de pensiones

  • Planes de pensiones individuales: son los más conocidos socialmente. En general, son comercializados por los bancos, aunque también las aseguradoras y otras empresas financieras pueden ofrecérselos a sus clientes. Un plan de pensiones individual es un producto en el que la persona interesada puede aportar capital mensualmente o anualmente una cantidad de dinero que le rendirá intereses durante la vida del producto por la inversión que le supone. Además, parte de este capital se lo puede desgravar directamente de su declaración de la renta.
  • Planes de pensiones de empleo: se trata de un producto no demasiado conocido que sí tienen disponibles algunas empresas como complemento para sus trabajadores. Su funcionamiento no dista demasiado del de un plan de pensiones individuales, sin embargo, la diferencia está en que en este caso el capital lo puede aportar la empresa como premio al trabajador. Se trata de una manera de incentivar el ahorro de cara al futuro y de reforzar la relación que la empresa tiene con sus empleados y de lo que se preocupa por ellos. En algunos países estas modalidades se han convertido en obligatorias y se retiene parte del dinero de la nómina para un plan común, así como existe una aportación por parte de la empresa. Con ello se construye un capital para el futuro que permitirá vivir una pensión más holgada al trabajador. Para saber si en tu caso lo tienes disponible, debes preguntar en la compañía si existe esa posibilidad y cómo funciona ya que en España no es obligatorio.
  • Planes de pensiones de sistemas asociados: son quizás los menos conocidos. Al igual que los anteriores funcionan exactamente igual que un plan de pensiones individual, aunque en este caso se ofrece únicamente a los asociados a un sindicato o a cualquier otro tipo de organización. Es un servicio exclusivo que se supone tiene más ventajas que los individuales para aquellos que lo suscriben. La desventaja está en que hay que afiliarse, de manera general, y que se debe estudiar bien su funcionamiento ya que no siempre ofrecen mejor rentabilidad que los individuales.

¿Puedo tener varios planes de pensiones a la vez?

Viendo que probablemente existen más planes de pensiones de los que en un principio te imaginabas, la pregunta de sí se pueden tener varios planes de pensiones a la vez resulta lógica. De hecho, una persona puede combinar los tipos de planes de pensiones que hemos explicado anteriormente, o incluso contratar más de un plan de pensiones de la misma categoría porque le conviene o le parece lo adecuado. Los planes de pensiones se podrán rescatar, por separado, o en conjunto, al llegar la edad de jubilación, cuando pasen 10 años desde la primera aportación, o cuando se dé una circunstancia extrema como el desempleo de larga duración o haya una enfermedad grave a la que hacer frente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...