Todo lo que tienes que saber sobre la refinanciación de hipotecas

Si estás pensando en refinanciar tu hipoteca y aún tienes algunas dudas importantes al respecto, en nuestro artículo de hoy te contamos todo lo que tienes que saber sobre esta operación.

hipoteca

Refinanciar una hipoteca es una operación que puede resultar poco adecuada o perfecta para el usuario, dependiendo del momento, de su situación económica y de las condiciones que le ofrece su entidad bancaria. Sin embargo, la mayoría de las personas no conoce lo suficiente sobre esta operación para acertar en su aceptación o rechazarla optando por otras vías para obtener liquidez. Precisamente esto es lo que nos ha motivado a escribir el artículo de hoy en el que vamos a explicarte todo lo que tienes que saber sobre la refinanciación de hipotecas.

Para empezar, es importante que sepas que existen diferentes modos de refinanciar la hipoteca. De hecho, se trata de una operación que adquiere distintos nombres dependiendo de si se hace de un modo u otro, con la misma entidad que se tiene el préstamo o con otra con la que no se tiene la hipoteca. Si todavía no conoces estas cuestiones, no te preocupes, a continuación te detallamos las distintas formas de refinanciar una hipoteca así como las consideraciones que has de tener en cuenta antes de dar como buena la solución para tus problemas de liquidez, o tu intención de iniciar nuevos proyectos.

Tipos de refinanciación de hipoteca

  • Novación: es una operación que consiste en renegociar las condiciones actuales de tu préstamo hipotecario con tu banco para mejorarlas.
  • Subrogación: se trata de pasar la hipoteca a otra entidad que te ofrecerá sus propias condiciones.
  • Constitución de una nueva hipoteca: cuando los márgenes para las operaciones anteriores son muy pequeños, puedes conseguir una refinanciación de hipoteca cancelando la anterior y constituyendo una completamente nueva.
  • Constitución de una segunda hipoteca: en algunos casos, sobre todo cuando el valor del inmueble es alto, se puede solicitar una segunda hipoteca sobre la misma garantía hipotecaria.

Cosas a tener en cuanta antes de refinanciar la hipoteca

Antes de aceptar la operación de refinanciación de hipoteca debes considerar algunas cuestiones que la pueden convertir en una mala elección económica. A continuación detallamos las que son más habituales y te deberían hacer pensar en otras soluciones para conseguir la liquidez que necesitas o el capital necesario para realizar tus nuevos proyectos.

  1. Las comisiones: las nuevas comisiones que necesitas pagar son una de las cuestiones que has de tener en cuenta antes de decidirte por una operación de refinanciación de hipoteca. En muchos casos mejoran las condiciones del préstamo que tenías, pero en otros resultan bastante elevadas a cambio de un tipo de interés más bajo. Hay que estudiar bien todas las condiciones para estar seguro de que nada se te escapa.
  2. Impuestos y gastos: debes saber que realizar una operación de refinanciación de hipoteca, al igual que una de formalización de préstamo hipotecario, implica unos gastos de gestoría, notario y otros profesionales. Al mismo tiempo, hay que abonar impuestos por lo que se denomina Impuesto sobre Actos Jurados. Todos estos gastos hay que considerarlos antes de dar el paso porque pueden convertirse en una carga importante.
  3. El tipo de interés: es otra de las cuestiones clave a tener en cuenta antes de realizar la refinanciación de la hipoteca. Teniendo en cuenta el valor actual del dinero, y el hecho de que vas a pagar durante más años, lo lógico es que tu entidad mejore este aspecto con relación al préstamo hipotecario que habías solicitado anteriormente.
  4. La vinculación que te solicita el banco: se trata de un problema que no siempre se contempla y con el que los bancos juegan muy a menudo. Para ofrecerte las mejores condiciones en la refinanciación de tu hipoteca, es probable que te soliciten una mayor vinculación. Aunque de primeras puede que no veas nada de malo en ello, debes prestar especial atención a lo que supone para ti, sobre todo para aquellos momentos en los que la liquidez no sea tu fuerte.

Si has decidido que con las condiciones actuales no es una buena idea refinanciar tu hipoteca debes saber que además de las propias entidades bancarias, existen otras fórmulas de financiación que se pueden adecuar mejor a lo que estás buscando. Por ejemplo, las plataformas de préstamos entre particulares, o las iniciativas que buscan capital de personas físicas para hacer inversiones a través del crodwfunding son buenas e innovadoras propuestas por las que comenzar. ¿Te lo has planteado anteriormente?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...