Principales gastos y comisiones asociados a la hipoteca de una vivienda

Comprar una casa es el sueño de muchos, pero no siempre se tienen en consideración todos los gastos que conlleva. Hoy te explicamos cuáles son.

hipoteca

Cuando nos planteamos comprar una casa, hay un montón de comisiones, gastos e impuestos que no siempre son tenidos en cuenta. Tanto comprador como vendedor deben someterse a ellos y estos pueden suponer o bien una reducción considerable de lo que se gana por la venta, o bien un incremento en la cifra que se tenía pensado pagar a la hora de adquirir la casa en propiedad. En este caso queremos hacer un repaso de los más comunes, tanto en el caso de las viviendas con hipoteca como de los gastos asociados a la compra-venta independientemente de que requiera financiación o no.

Los gastos principales de una compra-venta están vinculado a la tasación, a los profesionales necesarios para llevar a cabo la operación y a las tasas del registro. Las comisiones de una hipoteca para un piso dependen de cada entidad y en muchos casos no se calculan por parte del cliente, lo que es un error porque levantan bastante la cifra inicial que se tenía pensado para la inversión. Existen diversos tipos de comisiones, aunque las más habituales son por apertura, por amortización, por cambio de condiciones y por subrogación. A continuación te las explicamos todas para que no te queden dudas.

Gastos del que vende

Impuestos: el que vende debe pagar por el importe que obtenga de la venta de la vivienda, al que habrá que restar el importe que le costó, la denominada plusvalía. Esto es un impuesto municipal que se paga en la declaración de la renta y que actualmente ha subido de manera considerable por la reforma de la ley, por lo que habrá que considerar bien su cálculo para no llevarse sustos.

Gastos de tasación: para poder adecuar la vivienda al precio actual de mercado el vendedor necesitará una tasación. El importe de ésta puede variar, aunque generalmente se sitúan entre los 150 y 400 euros los informes de los peritos.

Gastos compartidos: aunque en principio los gastos asociados al contrato de compra-venta deben ser pagados por el comprador, se puede llegar a un acuerdo para compartirlos. De ser así, hay que considerar su importe y tenerlo en cuenta a la hora de calcular el beneficio final.

Gastos del que compra

Hipoteca y comisiones de la hipoteca: cuando se compra una casa con una hipoteca, los gastos fijos que detallamos más adelante aumentan por los costes de ésta. Para empezar, las hipotecas llevan consigo unos gastos de formalización de los que tu entidad te informará en cada caso. Sin embargo, si tomamos en cuenta estos y el interés que nos aplique el banco, aún habrá que considerar si se aplican comisiones. Las comisiones más habituales en las hipotecas son las que detallamos aquí:

  • Comisión de apertura: se cobra nada más solicitarla y ser aprobada. Es un porcentaje sobre el total del importe del préstamo que se abona en ese mismo momento. Suele ser del 1%.
  • Comisión de cancelación o amortización parcial: si en un determinado momento queremos liquidar el préstamo, es la tasa que nos cobrará el banco por hacerlo y que estaría encareciendo en muchos casos sin saberlo el dinero que inicialmente necesitábamos para la vivienda. Suele ser de entre el 0,25% y el 1%
  • Cambio de condiciones: si se produce algún cambio en las escrituras, el banco también puede cobrar un porcentaje. Es algo a lo que no siempre se le presta atención y puede suponer un buen pellizco. Suele estar entre el 0,25 y el 0,5%
  • Subrogación: puede ser que la hipoteca cambie de titular o que se amplíe el importe del préstamo o del plazo de devolución. También suele tener una comisión que se aplica sobre ese total que todavía se debe o sobre la cantidad nueva que se pretende solicitar. Ronda el 0,5%

Impuestos: para quién compra una vivienda también hay una carga fiscal que asumir, y ésta varía según si la vivienda es de segunda mano o nueva. En el caso de que sea obra nueva habrá que sumarle el 10% de IVA. Si se trata de una vivienda que ya ha tenido dueño, entonces lo que corresponde es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que actualmente se sitúa en el 6% del valor que se paga por la casa.

Gastos fijos: para poder llevar a cabo una operación de compra-venta hay que acudir a una notaría, a la gestoría y al registro. Cada uno de ellos tiene unas cuotas que habrá que sumar al precio que pagamos por la vivienda y que de forma general cambian según el precio de ésta.

¿Has tenido en cuenta todos estos gastos a la hora de plantearte comprar una vivienda?

Imagen: Crédito hipotecario

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...