Los 5 gastos que nadie te cuenta antes de comprar una vivienda

A la hora de firmar una hipoteca, son pocos los que te explican todos los gastos que te supondrá. En este caso queremos mostrártelos para que no te lleves ningún susto.

piso

Estos días hemos estado hablando del tema de las compra-venta de casas analizando los gastos que tiene vender una vivienda. Como ya sabrás si te encuentras en esta situación, la nueva ley ha modificado de forma drástica los impuestos a los que se enfrenta el vendedor disparando las cifras. Ante esta situación y el hecho de que el mercado ha tirado los precios de las viviendas, muchos son los vendedores que se echan hacia atrás porque creen que el resultado de la operación no le resultará beneficioso. Pero, ¿qué pasa con los compradores? Hoy analizamos algunos de esos gastos que no siempre se detallan al comprar una vivienda.

Probablemente sepas que tienes que abonar el impuesto de transmisiones o el IVA si se trata de una vivienda nueva. A ello hay que sumarle el impuesto de actos jurados a la hora de registrar una hipoteca. Sin embargo, estos dos conceptos sí que suelen aparecer en los contratos informativos o simulaciones bancarias. Pero hay otro tipo de gastos que siempre suman a la hora de hipotecarse al comprar una casa que no siempre se tienen en consideración. A continuación vamos a analizar los conceptos que también tienes que tener en cuenta si estás pensando en hacerte propietario de una vivienda.

5 costes que tendrás que asumir al comprar una casa

  1. Comisiones de la hipoteca o del préstamo: aunque actualmente los tipos de interés que se muestran en el mercado son realmente ventajosos, lo cierto es que no siempre se muestran todos los gastos que van asociados a ellos. Uno de los que más habitualmente se encuentra escondido es el que está relacionado con la comisión de apertura. Dependiendo del tipo de producto y de la entidad ésta puede variar desde el 1 al 2,5% y te supondrá que el importe total concedido se reducirá considerablemente al descontar de manera directa esta suma.
  2. La tasación de la vivienda: antes de concederte una hipoteca o préstamo hipotecario, una de las primeras cosas que tendrás que hacer es una tasación de la vivienda. Ésta determinará de manera importante el importe total que te concederán. Sin embargo, aunque esto es algo que habitualmente se conoce, lo que no es tan común es saber que es el comprador el que asume ese gasto. Los costes de una tasación dependen en gran medida de la compañía que tasa y del valor de la vivienda. Pueden estar comprendidos entre los 200 y los 700 euros para una vivienda familiar.
  3. El registro de la propiedad: otro de los gastos de los que pocas veces se habla antes de firmar la operación es del que te supondrá hacer el registro de la vivienda a tu nombre. La cuantía por esta operación es variable y dependerá del importe de la hipoteca que estás solicitando y de la responsabilidad que se derive de ésta. Tu entidad te podrá informar mejor de un valor aproximado para este gasto que tendrás que asumir sí o sí a la hora de comprar una vivienda.
  4. Gastos de notaría: son otro de los gastos que siempre se mantienen ocultos y que suponen un buen pico a la hora de echar las cuentas para comprar una casa. En todo caso, la ventaja que tienen es que son fijos y que conociendo el importe de la venta de la vivienda te los puede calcular tu propia entidad, un gestor, o incluso pueden ofrecerte esa información en la propia notaría.
  5. Gastos de gestoría: todos los trámites que te hemos mencionado los lleva un gestor que se encarga de convertirlos en una realidad. Este profesional cobra por ello unos honorarios que suelen variar mucho entre unos y otros. En ese sentido lo ideal es que preguntes directamente a tu banco ya que generalmente serán ellos los que se encarguen de buscar uno por ti para formalizar todo el papeleo.

Te recomendamos que antes de dar el sí final a la compra de tu vivienda tengas claros los importes que vas a asumir por cada uno de estos conceptos. En ese sentido, lo mejor es que te informes con un gestor y con la propia entidad que te va a financiar. Algunos costes son fijos y otros son variables con lo que la suma final te resultará aproximada. Aún así, conocerla de antemano te hará saber cuánto dinero necesitarás para poder asumir toda la operación sin llevarte sustos inesperados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...