Las hipotecas en el mínimo histórico: ¿No nos fiamos más del ladrillo?

hipotecas mínimo

Hoy volvemos a hablar de nuevo de hipotecas, que en este caso parece que no acaban de arrancar en el mundo financiero. Y es que la verdad nunca habíamos tenido tan pocos préstamos por vivienda desde que la última década. Y aunque al menos alguno encontrará cierto consuelo en el hecho de que se trate de una crisis inmobiliaria, porque con la burbuja fue que empezó todo, la verdad es que desde hace tres años, las cosas no han ido sino a peor. Y los créditos se firman cada vez menos.

Las hipotecas en el mínimo histórico: ¿No nos fiamos más del ladrillo? Probablemente sea eso, que nadie se fía de todo esto. Que de momento creemos que aún los pisos van a bajar de precio, que no se puede conseguir venderlos de nuevo sacando parte del beneficio, ni tampoco arriesgarse a un préstamo por la incertidumbre de los tiempos que corren. Si a ello le sumamos el hecho de que tenemos un problema por los deshaucios que se están ocasionando y la negativa de imponer la dación en pago como norma, ocasionan aún más inconvenientes a los que podrían pensar en una nueva vivienda.

Si atendemos a las estadísticas de las hipotecas de este año, todavía no tenemos los datos actualizados, pero en realidad las  hipotecas respecto al mes de julio del año anterior se ha reducido en un 42,7%. Eso supone que nos encontramos con que en 2013, que se suponía que era el año mejor de la crisis, no ha mejorado nada, y que la caída se mantiene en el número de préstamos hipotecarios. Lo que no nos queda muy claro es hasta cuando esto va a ser una norma, y hasta dónde van a bajar más los precios de los pisos. Ya veremos que pasa, pero esto aún no pinta demasiado positivo.

Y es que si en realidad te hemos contado hace un rato que los bancos ya empiezan a apostar por financiar el 100% del capital de una nueva vivienda, las cosas parecen indicar aquella segunda opción, que de momento los españoles no lo tenemos nada claro, y mientras tanto el parque de viviendas vacías, incluidas las que son propiedad de los bancos, con las que ya no se sabe qué se puede hacer porque son una inversión que a las entidades no les resulta nada beneficiosa

Imagen: melkorcete

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...