Hipotecas por los suelos ¡Ya no nos fiamos del ladrillo!

La economía doméstica no pasa su mejor momento, y precisamente por ello y por temas de actualidad cada vez los españoles invierten menos en vivienda y se ha abandonado la creencia del ladrillo como valor seguro

viviendas

En España hemos pasado en muy poco tiempo, y a marchas forzadas de uno a otro estilo de vida. Aunque en nuestro blog procuramos estar atentos precisamente a estos detalles en la vida cotidiana, porque esta crisis que se resiste a abandonar nuestro país podría terminar por cambiarnos a todos, para nunca volver a ser los que éramos en cuanto a hábitos de compra, de consumo e incluso de comportamiento, lo cierto es que hoy nos toca hablar de un tema bastante peliagudo y de noticia de portada, porque en este caso las hipotecas están por los suelos.

No es para menos, ya que al fin y al cabo hemos visto como los deshaucios se apoderan de familias que culpables de la crisis no fueron, y que lo único que pudieron hacer para enfrentar el problema es convertirse en las víctimas de un mercado laboral en el que el paro es el máximo exponente, y en el que precisamente han caído viéndose luego imposibilitados a pagar su deuda con el banco, y por ende en la calle sin derechos, porque de momento en España no existe la dación en pago.

Aunque las hipotecas han caído en toda España, y seguirán haciéndolo si hacemos caso de las estadísticas sobre el mercado inmobiliario, entre otras cosas por los factores que te detallamos a continuación, lo cierto es que esta vez Galicia se lleva la palma. En la Comunidad se realizaron en comparación con el mes pasado, menos de la mitad de los préstamos vivienda a los que se estaba acostumbrado, ya que cayeron un 50,8%, frente a la media española del 23,7 %.

Pero en realidad, para entender este caso tan particular de Galicia en términos de caídas de hipotecas de una forma bestial en un corto período, cabe destacar el carácter de la población, que envejecida como casi la que más de toda España busca fórmulas de ahorro acogiéndose a viviendas familiares, o que pretende evitar el pago de una nueva inversión en una vivienda para conseguir precisamente sustituirlos por alquileres que salvo muy pocas excepciones son en realidad más económicos que en la media del país. Y eso por no olvidar el tema de las preferentes, que ha dejado sin dinero a una gran cantidad de familias de la comunidad, y por lo tanto no solo sin capacidad de inversión, sino también de recursos para salir del apuro.

Vía: La Voz de Galicia

Imagen: ReservasdeCoches.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...