¿Hasta cuánto te podrías endeudar en tu hipoteca sin correr riesgos?

Para manejar una deuda hipotecaria, es importante que para su pago destines un porcentaje adecuado de tus ingresos.

Qué tanto te puedes endeudar para pagar tu hipoteca

Una de las preguntas más comunes que debe hacerse una persona cuando desea comprar una vivienda es la siguiente: ¿hasta qué porcentaje de de tus ingresos debe llegar la hipoteca? Es necesario planificar este aspecto de la manera adecuada, de manera que la economía familiar no pierda estabilidad.

Este monto no debe sobrepasar al 40%, lo mejor es que la hipoteca no se convierta en en un gasto imposible de sostener. Superior a esta cifra significa un riesgo demasiado alto, tomando en cuenta cualquier imprevisto que puede ocasionar que tus ingresos se reduzcan, o se incrementen.

Aspectos a considerar

Al momento de solicitar una hipoteca las personas se encuentran ante dos panoramas:

  1. Un porcentaje reducido: con un monto pequeño puede que sea muy difícil adquirir la vivienda deseada. Aún más si la persona en cuestión no posee ahorros considerables.
  2. Deudas anteriores: además del porcentaje de los ingresos destinados para pagar únicamente la hipoteca, es necesario incluir dentro de la planificación las deudas viejas. De igual manera, lo mejor es hacer un análisis con beneficios y desventajas respecto la financiación hipotecaria, ya que un compromiso de este estilo podría impedir invertir en otras áreas, como la educación.

Tomando estos puntos en consideración, también vale destacar que el valor de una vivienda depende, en su mayoría, de dos circunstancias: ubicación y características. De esa manera, sabremos si lo que aspiramos es viable de acuerdo con el estatus económico del momento.

Ante este panorama, se aconseja investigar y comparar. Buscar otras residencias con características muy parecidas y ubicadas en zonas distintas. También se puede analizar las ofertas disponibles en un entorno determinado. Las alternativas siempre construyen un panorama más amplio, con el cual se pueden tomar mejores decisiones financieras.

Controla tus ingresos

Si no lo has hecho, es importante que lo hagas cuanto antes. Reflexiona respecto a tus ingresos mensuales, y prevé lo que pudiera ocurrir en caso de que disminuyesen. Si te percatas de que los riesgos son muy altos, lo mejor es que reduzcas el porcentaje de tus ingresos destinados a pagar la hipotética hipoteca.

De igual manera, es necesario qué determines si puedes incrementar tus ingresos en el transcurso del tiempo, y con qué actividad podrías hacerlo. Así, el peso de la hipoteca dentro de tu planificación disminuirá. Por eso, se debe tener un control de gastos muy bien estructurado. De esa manera, ese porcentaje destinado al pago de la vivienda no representará un terrible dolor de cabeza. Lo primordial es tener al día las necesidades primordiales, los gastos fijos que perduran en el tiempo. Para la salud mental, también es adecuado disponer de un fundo para gastos de ocio, con los cuales recrearse.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...