Esto es lo que debes tener en cuenta al calcular cuota de la hipoteca

Estos algunos puntos importantes para calcular la hipoteca y tener una buena planificación.

Algunos aspectos que debes evaluar cuando calcules tu hipoteca

Para toda familia es importante contar con estabilidad y uno de los aspectos que mayor seguridad otorga es poseer un techo propio. Sin embargo, en ocasiones no se cuenta con el recurso inmediato y completo para concretar la adquisición. Es por ello que las personas optan por tomar una hipoteca que les permitirá cumplir este objetivo de vida.

Actualmente se estima que un gran porcentaje de personas hacen uso de hipotecas para adquirir sus viviendas, sobre todo en casos en los que se trata del primer hogar. Tomar la decisión de optar por este instrumento financiero dependerá de cada caso particular.

Antes de adquirir la hipoteca es recomendable investigar y comparar en varias agencias bancarias respecto a condiciones, montos, términos y beneficios para elegir la mejor opción. Uno de los elementos más importantes a tener en cuenta es el cálculo de la hipoteca y sus implicaciones.

Cómo calcular la hipoteca

Conceptos como el monto, la capacidad de pago, el capital, los plazos, intereses y la amortización son importantes en el análisis para el cálculo de tu cuota hipotecaria. A continuación, podrás aprender sobre estos términos relevantes para que domines el tema.

  • Monto de la cuota: se refiere a la cifra que destinarás al pago mensual de tu hipoteca. Lo ideal sería que no destinaras más del 30% de tu ingreso mensual al pago de la cuota, de manera que puedas cumplir con la obligación sin interferir con tus gastos personales o corrientes.
  • Capacidad de pago: esta dependerá de tus ingresos y el capital que tengas ahorrado y hasta los compromisos financieros adicionales a la hipoteca.
  • Capital: el banco te financiará de acuerdo con tu capacidad de pago e ingresos producto de tus actividades económicas. Se trata de un préstamo que variará según las cláusulas de cada entidad financiera tras haber evaluado tu situación financiera.
  • El plazo: debes tener en cuenta que la mayoría de las hipotecas se manejan con plazos superiores a los 20 años, un punto positivo para ti si buscas obtener una propiedad y requieres de un tiempo determinado para cancelar el crédito.

Sin embargo, es importante tener en claro que, a mayor plazo, mayor será el interés para cancelar mensualmente a la institución bancaria, para lo que tendrías que ajustar tu plan financiero.

  • Intereses: en líneas generales, los intereses están establecidos de acuerdo a las leyes que rigen en cada país, y/o cada institución financiera, por lo que deberás asesorarte muy bien respecto a este tema, si aplica un interés fijo o si la cuota no varía. En ocasiones los intereses fluctúan dependiendo de factores relacionados a la economía y el valor de la moneda.
  • La amortización: Se trata simplemente del método que deberás utilizar para cancelar tus cuotas hipotecarias de manera parcial y periódica al banco. Usualmente esta amortización es anticipada. Es decir, se paga antes de que venza el contrato. En ocasiones el cliente tiene un capital ahorrado y lo utiliza para amortizar parte de su hipoteca. Sólo debes tener en cuenta que el amortizar podría implicar el pago de comisiones, ya sea de manera total o parcial.

Beneficios

  • Tipos fijos de interés: si el interés permanece invariable podría resultar positivo para tu plan de crédito, ya que se ajustará perfectamente a tu capacidad de pago.
  • Vivienda propia: es la ventaja prácticamente más importante de optar por una hipoteca, ya que independientemente de que no poseas el capital que requieres para ser dueño de tu propio hogar, el banco te brinda este instrumento que permitirá la adquisición de manera exitosa.
  • Inversión: en lugar de destinar tu capital al pago de arriendo, podrás cancelar mes a mes un dinero que asegurará un techo propio y una inversión de gran valor para ti y tu familia.
  • Menores impuestos: la mayoría de los créditos hipotecarios brindan la posibilidad de reducir tus cargas fiscales.
  • Seguros: los bancos otorgan junto con las hipotecas alternativas que te permitirán asegurar tu patrimonio de siniestros, tales como terremotos, incendios u otros escenarios que pudiesen afectar el valor de tu propiedad.

Desventajas

  • El pago de intereses: pese a que un plazo largo de pago representa un alivio para muchos, en otros casos implica una gran dificultad debido a que se debe destinar una cancelación fija de dinero durante un tiempo prolongado, lo que afectaría las finanzas para cumplir otras metas.
  • Incertidumbre: está relacionada con la poca certeza sobre el rumbo que tomarán las tasas de interés en el mercado y su volatilidad, creando inseguridad respecto al hecho de poder cancelar o no las cuotas correspondientes a la hipoteca.

Procura seguir estas recomendaciones que seguramente te ayudarán a calcular mejor tus cuotas hipotecarias, crear conciencia sobre esta inversión y avanzar mensualmente hasta lograr ese sueño de contar con un hogar propio para tu familia, asegurando tu bienestar y comodidad por largos años.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...