¿Es mejor comprar una casa o vivir de alquiler?

Una de las grandes preguntas es la de si debo comprar una casa o vivir de alquiler. Realmente, no hay una respuesta universal a esto, pues depende de las variables individuales de cada caso

comprar una casa o vivir de alquiler

Una de las grandes preguntas es sobre el alquiler o la compra de viviendas. Algunas personas aseguran que el alquiler es más rentable, pero otros dicen que es la compra. Eso hace que el consumidor tenga muchas dudas sobre qué hacer, porque ambos ofrecen buenos argumentos al respecto.

De este modo, vamos a responder la gran pregunta y a ver si es mejor comprar una casa o vivir de alquiler. Explicaremos los pros y contras de cada opción, además de dar un veredicto.

¿Comprar o alquilar?

Vamos a comenzar hablando de las ventajas e inconvenientes de alquilar. La principal ventaja es la flexibilidad, porque no te atas a ningún sitio. Así mismo, hay que tener en cuenta el ahorro de gastos como el IBI, la comunidad o los desperfectos, los cuales los suele cubrir el propietario. Finalmente, al no depender de una hipoteca, no tendrás que dar una cuantiosa entrada, además de ser más libre y no depender de una deuda.

En cuanto a los inconvenientes, el alquiler suele ser más inestable, pues dependemos de cómo esté el mercado. Eso hace que en ciertas situaciones, el alquiler sea más caro que comprar, subiéndonos el precio cuando el contrato acabe. Así mismo, el piso no es nuestro, por lo cual, olvídate de hacer reformas. Finalmente, el alquiler se paga durante toda la vida, mientras que una hipoteca cuando se paga, se acabó.

En cuanto a las compras, tiene la ventaja de la seguridad de tener un techo para la jubilación. Podrás hacer modificaciones, el interés será bajo y tendrás un patrimonio, el cual podrás vender si las cosas se tuercen. Además, podrás alquilar el piso o alquilar algunas habitaciones, generando un ingreso extra.

En cambio, los inconvenientes es la falta de flexibilidad, el estar atado a un sitio y los riesgos de gastos imprevistos como las derramas comunitarias. Además, tendrás que pagar un coste elevado de entrada, así como depender del banco y los criterios de financiación.

La conclusión es que depende mucho de cada caso individual. La respuesta es que hay que hacer un análisis de la rentabilidad en cada situación y ver si te compensa la inversión.

Por ejemplo, si sabes que vas a vivir en un sitio durante mucho tiempo y cumples los requisitos, es probable que te salga mejor comprar, y más con el precio del alquiler actual. En cambio, si te cuesta mucho conseguir la entrada y no tienes un empleo fijo, es mejor alquilar y no atarte a ningún sitio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 2,50 de 5)
2.5 5 2
Loading ... Loading ...