¿Cuál es el mejor momento para amortizar tu hipoteca?

Conoce cuál es la mejor forma de amortizar la hipoteca de tu hogar. Hay momentos claves.

¿Cuándo debes amortizar tu hipoteca?

Las letras de una hipoteca son una daga en la garganta. Si no las cumples, en algún momento te desangrarás. Sin embargo, todos hemos pensado en adquirir un préstamo bancario aunque esto signifique cargar con una deuda de años.

Ir pagándolo con responsabilidad se hace primordial pero hay periodos claves para hacerlo. En este sentido, es ideal amortizar parte del capital prestado de forma adelantada para, en cualquier caso, ahorrar en los intereses.

Una opción es contar con el dinero que se tiene en la cuenta de ahorros. De esta manera, tendrías una baza de inversión en el mismo préstamo que aminoraría los costes.

Si como prestatario tienes dudas de cuándo y cómo disponer de tu dinero para invertir en el deuda ya adquirida, aquí te despejamos el panorama.

Algunos tips para amortizar

El camino comienza cuando pones como garantía del préstamo una vivienda que, por lo general, es la residencia principal. Para no perderla tendrás que:

  • Tener siempre presente que debes devolver el capital prestado a través de cuotas mensuales que se componen de la suma entre los intereses y una fracción del dinero recibido.
  • Utilizar el sistema francés para calcular el monto total. Con este procedimiento te garantizas de que al principio pagarás cuotas altas, pero a medida que pasa el tiempo estas disminuirán y llegarán a ser casi nulas.
  • Adelantar el pago de la deuda al inicio de la hipoteca porque es la época donde se pagan más intereses a diferencia que en los últimos años.

El euríbor  y el interés variable

Normalmente el tipo de hipoteca que conseguirás será la de intereses variables en las que, por supuesto, no hay que olvidar tomar previsiones.

Está compuesto por el euríbor, que es un tipo de índice de referencia que sube o baja  de acuerdo a su comportamiento en el tiempo, más un diferencial.

En los últimos tres años este índice ha alcanzado niveles negativos restándole porcentaje al diferencial lo que ha promovido que:

  • Las entidades bancarias ofrezcan diferenciales muy atractivos.
  • Los intereses de las hipotecas variables sean sorprendentemente bajos

Las proyecciones indican que esta situación cambiará y que a largo plazo el euríbor aumente. De ser así, podrás ahorrar mucho más dinero si decides amortizar exactamente cuando se produzca el incremento.

De igual forma, te recomendamos que aparte de considerar el comportamiento de este índice de referencia, tomes en cuenta las condiciones establecidas en las letras pequeñas del contrato, ya que cada hipoteca varía sustancialmente en sus imposiciones.

¿Plazo o cuota?

Ahora que ya hemos resuelto la duda sobre el mejor momento para amortizar, es preciso saber cómo hacerlo: si en cuotas o plazos. Es una disyuntiva que siempre agobia a los clientes porque se trata de cómo usar eficazmente el dinero.

En líneas generales es conveniente acortar el plazo ya que de esta manera ahorrarás más en los intereses. Si aminoras las cuotas esto no sucederá.

Sin embargo, esta es una decisión que te traerá beneficios siempre que pagues tus cuotas cómodamente, sin agobios. Si la situación es turbia, entonces será mejor que reduzcas las cuotas y no apliques variaciones en el plazo.

¿Ahorrar o invertir?

Es preciso saber con qué estrategia tu dinero se volverá más rentable.

¿Será ideal amortizar parte de la hipoteca, en lugar de conseguir otras ganancias a través de inversiones en fondos o productos que a mediano o largo plazo generen otros ingresos que permitan adelantar parte del pago del préstamo?  

La clave es determinar cuál de esas opciones te generará más tranquilidad. Saber si el ahorro que conseguirás será mayor a los ingresos que te significará la inversión.

Nueva ley, nuevas condiciones

Como usuario debes tener en cuenta que cualquier amortización genera un coste dependiendo del tipo de hipoteca.

Hipotecas a tipo fijo

Con la nueva ley de crédito inmobiliario que terminará de entrar en vigencia en mayo, se determinó que si en los primeros 10 años de la deuda realizas un reembolso anticipado la comisión máxima que se generará será del 2%.

Mientras que si la amortización se realiza en un tiempo posterior la comisión rondará en el 1,5%

Hipotecas variables

En estos casos solo tendrás una posibilidad. Si realizas el reembolso durante los primero cinco años la comisión será el 0,15% del capital que devuelvas, mientras que si lo haces durante los tres primeros años llegará al 0,25%.

Si la situación varía, la entidad bancaria no tendrá disposición para cobrar comisiones por reembolso, compensaciones ni amortizaciones anticipadas ni total ni parcial.  

Estas disposiciones no deberían significar contraprestaciones para los usuarios ya que son mecanismos que pueden ser utilizados para cancelar parte de la hipoteca con mayor premura. Lo que también resulta beneficioso para los bancos.

Mantener obligaciones con las entidades financieras ameritan de una investigación exhaustiva sobre el instrumento que te arrojará beneficios, pero también unas cuantas preocupaciones.

Insistimos en que lo primero que debes hacer es leer los términos de la hipoteca para luego poder tomar decisiones.  

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...