Contratar una hipoteca con las mejores condiciones

casitas

¡Uuuf… Cómo suena eso de contratar una hipoteca!, ¿verdad? Por un lado, no deja de ser algo bueno: significa que empezarás a tener tu propia casa (digo “empezarás”, porque durante mucho tiempo pertenecerá al banco…), pero también implica meterse en historias de financiación, bancos, créditos, notarios, seguros, y aprender términos como “suelo”, “techo” “Euríbor” y demás galimatías que, hasta ahora, no significaban nada para ti.

La verdad es que firmar una hipoteca es algo que debe hacerse con todo el cuidado;  muchas entidades se aprovechan de la buena fe y la necesidad de los compradores para insertar cláusulas abusivas en los contratos.

Para que eso no te ocurra, en la página web de Idealista.com han anotado una serie de consejos muy prácticos para que te los leas atentamente antes de ir a firmar, y conseguir así que no te den gato por liebre, además de no llevarte desagradables sorpresas cuando las condiciones económicas cambien.

Foto: Woodleywonderworks.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...