Amortizar la hipoteca: pros y contras

Si estás pensando en amortizar la hipoteca, hoy te detallamos los principales pros y contras que te encontrarás al intentar realizar la operación.

hipoteca

Son muchos los españoles que tienen actualmente una hipoteca y que, por circunstancias de la vida de aumento de ingresos, o ahorros acumulados, se plantean amortizar la hipoteca. Hoy, en A Fin de Mes, queremos analizar cuáles son las principales ventajas y desventajas de llevar a cabo esta operación de manera general. Sin embargo, tengo que advertirte de que depende en gran medida de las condiciones que hayas firmado con tu banco que la operación te resulte más o menos atractiva.

Muchas hipotecas imponen un porcentaje para amortizar el préstamo. Esto quiere decir que vas a poder deshacerte de la deuda, pero no podrás pagar únicamente el saldo que le debes al banco sino éste más una comisión que puede estar por debajo del 1%, pero que también puede superar el 2%. El coste de las amortizaciones puede aplicarse de manera parcial o total. Es decir, algunas entidades hacen diferenciación entre el abono de parte del préstamo y el abono total de lo que quedaría por pagar de la hipoteca. Analízalo porque puede que te compense amortizar la hipoteca en varios plazos para pagarle menos comisiones al banco.

Ventajas de amortizar la hipoteca

Si estás pensando en amortizar la hipoteca, hay una serie de ventajas de las que disfrutarás si te decides a pasar a la acción. A continuación analizamos algunas de las más destacables para que las tengas en cuenta si estás estudiando tu situación actual:

  1. Mejor organización de la vida doméstica: no tenes unos gastos fijos mensuales como los que supone la hipoteca puede facilitarte mucho la vida doméstica. En ese sentido sí que es verdad que la amortización de los préstamos tiene un efecto muy positivo y te hace vivir con mayor tranquilidad.
  2. A salvo de las variaciones del tipo de interés: otra de las cuestiones que más preocupa a los que tienen una hipoteca variable son los tipos de interés. En cuanto amortizas la deuda puedes olvidarte de ellos y si suben tú ya habrás liquidado lo que te corresponde con el banco sin que por ello suba tu cuota.
  3. Posibilidad de rehipotecar el inmueble cuando lo necesites: si requieres en algún momento de tu vida financiación extra, podrías plantearte la posibilidad de rehipotecar tu vivienda de nuevo.

Desventajas de amortizar la hipoteca

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y cuando se habla de amortizar la hipoteca también hay una serie de desventajas a considerar. En este caso las analizamos para aquellos usuarios que lo tenían todo claro y para aquellos que por si las dudas quieren analizarlas a fondo antes de dar el paso:

  1. Comisiones por amortización: como decíamos al inicio, al amortizar la hipoteca hay que considerar una serie de comisiones que los bancos te pueden cobrar por el total del préstamo o por la parte que tienes pensado amortizar. Hay siempre que tenerlas en cuenta para no llevarse sustos a la hora de liquidar el préstamo.
  2. Renuncia a financiación a bajo coste: una de las fórmulas más sencillas de financiación a bajo coste de las que disponen los usuarios es precisamente la que tiene que ver con las hipotecas. Si amortizas la tuya, te quedas sin ese producto de bajo interés.

Como ves, amortizar una hipoteca te da unos pros en algunos sentidos para tu economía doméstica, pero también tiene unos contras específicos que no se pueden obviar. En ese sentido, lo más importante es analizar a fondo la situación de cada cual para saber si realmente es interesante el momento para hacer una amortización del préstamo hipotecario y si realmente compensan los contras frente a los pros. Si no es así, siempre puedes esperar a un mejor momento o simplemente dejar el dinero que ibas a destinar a ese pago en algún tipo de producto de bajo riesgo con el que puedas sacarle un poco de rentabilidad.

Si esta última opción te parece una buena idea debes saber que los depósitos, salvo aquellos pensados para los nuevos clientes, se encuentran actualmente bajo mínimos. Precisamente por esa razón es incluso mejor que te plantees crear una cuenta de ahorros con la que conseguirás una rentabilidad superior. Si te puedes aprovechar de algunas de las promociones para nuevos clientes que lanzan los bancos, sobre todo las que tienen que ver con las nuevas entidades que operan por Internet, mucho mejor.

Foto: hipoteca vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...