Gastos hormiga: los que más afectan a las economías domésticas

Hoy hablamos de nuevo de economía doméstica, y nos referimos a esos gastos que sin pensar, y en pequeñas cantidades acaban por afectar gravemente a los presupuestos disponibles

hormigas

Probablemente no los conozcas por su nombre de pila, pero estoy más que segura que estás acostumbrado a lidiar con ellos. Y es que los gastos hormiga se cuelan en todas las economías domésticas y son capaces de arruinar unos cuantos presupuestos familiares sin que nos demos cuenta. ¿No sabes de qué tipo de gastos estamos hablando? Pues no te preocupes, que enseguida te explicamos este concepto que en tiempos de crisis cobra una vital importancia ya que si lo conocemos y sabemos ponerle freno, es muy probable que consigas sacar en limpio muchas cosas, entre ellas ahorrarte algunos gastos imprevistos a los que no das importancia, y por lo tanto ver aumentar el dinero disponible a final de mes.

Gastos hormiga: los que más afectan a las economías domésticas

Para entendernos los gastos hormigas son aquello que se comportan como ellas, que se llevan parte del paste, en este caso de los ingresos de a poquito. Los más comunes son por ejemplo el café que acostumbramos a tomar a diario, y que si sumamos el euro que nos cuesta en el día, nos parece muy poca cosa, pero si hacemos la cuenta al mes, podemos descubrir en realidad todo lo que conseguimos ahorrar si lo evitamos. Pero el café es solo uno de los más comunes, y quizás a alguno de nuestros lectores le recuerde a aquella aplicación famosa del factor Latte, que incidía más o menos en esta misma cosa.

Los refrescos que nos compramos en el supermercado a diario, los pequeños caprichos que nos damos una vez a la semana en la pastelería, o por ejemplo los chicles y snacks con los que acostumbramos a picar a la vuelta del trabajo, o durante el fin de semana, y de los que no analizamos realmente el precio, por eso de que son algo bastante insignificante en el momento determinado, pero que si los sumamos hacen una interesante montaña de dinero.

Así, aunque no digo que vayamos a eliminar de nuestros gastos todos y cada uno de nuestros caprichos de hormiga, porque está claro que de vez en cuando toca dárselos y quizás sería casi como vivir pegado a una calculadora, lo cierto es que si deberíamos empezar a plantearnos que algunos de ellos están de más y que nos suponen un buen pellizco mensual. ¿Eres de los que tienen muchos gastos hormiga y ni habías caído en la cuenta?

Vía: Consumer

Imagen:  jlmaral

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...