Gastar el dinero antes de tenerlo es un error

Nos puede suceder con nuestra economía doméstica como al país, que gastemos más de lo que ingresamos o nos limitemos hacer grandes compras sin tener dinero y hacerlo a crédito, y con ello desequilibrar la economía. Porque es un dinero que hay que pagar y en la mayoría de los casos con grandes intereses. Y por lo tanto utilizar esta fórmula es un error puesto que superaría nuestro fondo de ahorro.

Para no hipotecar nuestra economía con créditos y pagar  largos intereses es más inteligente planificar el gasto e ir ahorrando hasta contar con el dinero necesario para la compra. Realmente así se funcionaba antes y es una táctica con la cual siempre sabrás lo que puedes gastar sin desequilibrar la economía.

El afán por consumir que tanto se ha llevado en los últimos años así como satisfacer deseos que realmente no necesitamos, nos pueden llevar a la ruina e ir pidiendo créditos tras créditos. Los bancos cuando lo dan son con altos intereses y si recurres a los créditos rápidos, el precio a pagar es más alto, por lo tanto plantéate si lo que quieres comprar realmente lo necesitas.

Por otro lado están las tarjetas de crédito, son nuestras aliadas para muchas compras, pero siempre hay que usarla con sentido común y, como una pequeña estrategia para escalonar los pagos. Pero cuando la usamos para verter todos nuestros excesos en ellas, se convierte en un problema.

Todos estos pequeños casos nos impiden comenzar el mes con las cuentas limpias, y por lo tanto puede llegar el caso que se cobre la nómina y el banco comience a cobrar de aquí y de allí y nos quedamos sin dinero, no a fin de mes, a primeros de mes y seguimos tirando de créditos y tarjetas.

Imagen | helpmycash

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...