Gasta menos de lo que ingresas y ahorrarás

Para no desequilibrar la economía doméstica la principal regla a seguir es no gastar más de lo que ingresamos. Por lo tanto siempre hay que tener en mente pequeños métodos para incluso llegar ahorrar en tiempo de crisis.

ahorro

Es cierto que la mayoría de los hogares tienen dificultades para llegar a fin de mes. Baja el poder adquisitivo derivado por la bajada de sueltos y la subida del IVA, cesta de la compra y demás productos básicos. Sin embargo siempre hay que hacer acopio del ingenio para conseguir arañar unos euros al mes o al menos conseguir gastar menos de lo que se gana.

Primeramente hay que conocer de manera exacta la cantidad que se paga en gastos fijos al mes, junto a las posibles deudas esto permitirá tener una economía doméstica real.

A partir de este balance de gastos reales se puede intentar reducir aquellos que estén de nuestra mano. Factura de la luz, llamadas telefónicas e incluso la cesta de la compra y demás caprichos no imprescindibles como puede ser el ocio.

Una vez establecido los gastos fijos –piso, facturas, etc- y los gastos variables que se pueden reducir, se puede pensar en  Iniciar un plan de ahorro. Ello implica reservar un porcentaje de los ingresos a ello, que podrán ser utilizados en un momento de necesidad o frente a gastos imprevistos.

Todo plan de ahorro sea del modo que sea para que resulte efectivo, hay que incluirlo como un ‘gasto’ mensual incluso fijando un objetivo para que sea más motivador. La compra de un coche, reformar la cocina o incluso ahorrar para esas vacaciones soñadas. Solo así se conseguirá incluir el ahorro dentro de un gasto mensual que con el tiempo tiene su recompensa.

Imagen | Arkangel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...