Estos trucos te ayudan a ahorrar dinero todos los meses

Si deseas ahorrar más dinero cada mes, las siguientes estrategias te podrían servir. Se trata de un proceso de disciplina y planificación. ¡Para mayor información entra aquí!

Trucos para ahorrar

Ahorrar ha pasado a ser un hábito, incluso es un estilo de vida para muchas personas, pero para otras se trata de una actividad muy difícil de realizar. Entre facilidades y complicaciones, aprender a no malgastar el dinero es una dura batalla con resultados claros que se comienzan a ver a mediano y largo plazo hasta alcanzar la meta deseada.

La práctica hace al maestro. Esta popular frase mucho puede ayudar en materia económica, pero para alcanzar un grado tan elevado, se aconseja seguir estos pasos:

Suma ingresos sin desgastarte

En ocasiones conseguimos alcanzar más dinero del planificado gracias a una serie de ingresos extra. Todo aquello que logre poner un centavo más siempre será bienvenido, pero que nunca afecte nuestra rutina. A veces es mejor dejar pasar alguna oportunidad en lugar de comprometerse con labores que no se lograrán cumplir o que se harán in extremis.

Los resultados jamás serán los mismos en comparación cuando se concretan con tiempo y dedicación. La solución ante esta clase de situaciones pasa por saber establecer un horario para cada tarea hasta llegar al punto de hacerlas parte de la rutina.

Si las mismas se completan y aún así queda tiempo para comprometerse con otras, bien se puede decir sí a otras actividades que permitan aumentar nuestros ingresos.

Haz del ahorro un nuevo hábito

Dicen que para adoptar un hábito se necesita hacer dicho acto durante 21 días consecutivos, pero en materia de ahorro, el tiempo puede ser mayor. Si están empezando, lucirá como una tarea complicada, pero el pasar de las semanas hará que pase la tormenta.

Establece un monto para guardar semanalmente y eleva esa cifra cada dos o tres meses, así lograrás recompensarte dentro de la rutina. Recompénsate cuando alcances la meta.

Carl Richards recomendó, en un texto publicado por el New York Times, que es menester buscar ayuda de un profesional en la materia en pro de organizar los ingresos y egresos para así establecer un plan exitoso de trabajo.

Busca opciones entre tus conocidos

No te quedes con el primer producto que veas. En el juego de la oferta y la demanda pueden varias los precios y siempre se está a tiempo de conseguir el mejor. Esto nos enseña que a veces no siempre el monto más alto es sinónimo de calidad, como tampoco se debe menospreciar algún producto por más bajo que sea su valor.

Si es necesario, busca ayuda entre familiares y amigos, seguramente muchos de ellos han pasado por esto y manejan alternativas a lo que buscas, así podrás comparar y ahorrar más de lo que piensas.

Todo empieza en casa

Una gran parte de los gastos que se generan provienen del hogar. Disminuir el uso, sin exagerar, de algunos aparatos eléctricos tendrá una clara incidencia en la factura. Lo mismo sucede con el agua. Los resultados en esta materia van de la mano con el tiempo que también se pase fuera de casa.

Apóyate en los números

Richards aporta una serie de ideas que hacen del ahorro una materia sencilla. Si los números no son tu fuerte, no importa. Con un fácil balance se pueden lograr los retos económicos.

Otro personaje que tiende una mano es Nicolas Litvinoff. El economista señaló a La Nación que se deben tomar, al menos, un 10% de los ingresos “y destinarlos directamente al ahorro”. Si los gastos no hacen mella en dicho porcentaje, hacerlo no será complicado.

Esto, con el pasar del tiempo, podría aumentar en territorios que actualmente pasan por trabas económicas. En España, por ejemplo, la crisis se ha hecho sentir en el bolsillo de los ciudadanos, pero no todo es negativo. El índice de desempleo ha disminuido y, con él, parte del dolor de cabeza que a diario sufre este país.

Fortalecer el bolsillo también significa que la mejora en materia financiera se traduce en una mayor capacidad de ahorro a futuro. Un estudio realizado por la web Rastreador.com muestran que seis de cada 10 españoles ahorra, esto gracias a los límites impuestos a los gastos destinados al ocio o productos que no son de primera necesidad.

No te desvíes del camino

La desconcentración es una enemiga muy poderosa. Perder el foco y caer en la tentación de acabar con el dinero ahorrado puede ser tan fácil al pasar por una tienda y enamorar de un producto exhibido en la vitrina.

Aunque el deseo nos haga temblar, debemos respetar el patrón adquirido en las últimas semanas y no dejarnos llevar por un capricho. La meta siempre estará cada vez más cerca con cada centavo que se logre guardar.

Es por ello que lo psicológico juega un papel fundamental en nuestra tarea. Evitar ser impulsivo se convierte en una necesidad, así se evita pasar por incómodos momentos en los que el consumismo acaba con el presupuesto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...