Estos son los errores más comunes que te impiden ahorrar

Aprende cuáles son los errores más comunes que te impiden ahorrar y toma medidas correctivas para que no los sigas cometiendo.

ahorros

Cuando de ahorrar se trata es necesario encontrar una metodología efectiva para hacer este procedimiento ¿Por qué? Se debe a que siempre surgen determinados errores que impiden cumplir con los objetivos del ahorro.

Aunque muchas veces tenemos determinación y voluntad para ahorrar, caemos en ciertos errores que afectan nuestro ahorro.

Antes que todo, es imprescindible aclarar todas las cuestiones con respecto a los ingresos. Si no se tiene claro cuál es el ingreso semanal o mensual, la metodología para el ahorro será desastrosa.

Es importante determinar cuáles son los gastos necesarios que realizas, y debes dividirlos de aquellos que sean espontáneos. Este será el primer paso para establecer cuál es el monto a abonar a nuestra alcancía.

Además, es importante establecer un monto considerable para los ahorros. De esta forma, se garantizará que al momento de presentarse una emergencia, pueda atenderse gracias a los ahorros.

Errores más comunes a la hora de ahorrar

No optimizar costos

Antes de adquirir cualquier producto es necesario evaluar los costos y comparar precios. De esta manera tendrás la opción de elegir el más económico.

Realizar la comparación de precios permite reducir los costos a la hora de efectuar ciertos gastos necesarios, como lo es hacer las compras para nuestros hogares.

Esto no quiere decir que para ahorrar se debe elegir el más económico, de menor calidad. El mercado ofrece variedad de productos con las mismas funciones, garantizando los mismos resultados, pero con diferentes precios.

Muchos productos con marcas no tan reconocidas como otras, suelen mantener precios más asequibles, permitiendo incrementar el índice de ahorro, sin tener que bajar la calidad de consumo.

Hacer un seguimiento de los precios de los artículos que vayas a adquirir próximamente en distintas páginas web, o tiendas, es una manera efectiva para asegurar que al momento de adquirirlo elijas la opción más económica.

No te organizas

Antes de realizar cualquier compra, sobre todo antes de ir al supermercado, es necesario realizar una lista de lo que necesitas.

Para ello es importante tener conocimiento de los productos que se encuentran en el hogar y los que faltan. Esto con el fin de evitar una compra duplicada, o que se te olvide adquirir los más necesarios al momento. Lo que trae como consecuencia la asistencia en sitios donde sean más costosos.

La lista debe abarcar todos los productos que sean necesarios para mantener el orden en tu hogar, como los de consumo y limpieza.

Sustituyes lo reparable

Muchas veces desechamos las cosas que se estropean sin antes averiguar si estos tienen la opción de repararse. Por eso es importante verificar si existe una posibilidad de alargar la vida útil de ellos.

Intentar reparar las cosas que se dañan, aunque sean insignificantes, permite incrementar el índice de ahorro. Sobre todo, cuando se trate de algún electrodoméstico que tiene poco tiempo de uso.

No obstante, debes evaluar si la reparación, incluyendo los repuestos de ellos, es más económica que adquirir un producto nuevo. Por ejemplo, en el caso de que se te dañe el motor de la lavadora, es mejor sustituirla por una nueva.

Pagos innecesarios

Muchas veces estamos suscritos a programas que realmente no usamos. Sin embargo, estas compañías mensualmente descuentan un monto elevado a nuestras tarjetas de crédito.

Se considerará un desperdicio de dinero, o gasto innecesario cuando realizamos compras de productos que realmente no son primordiales y en vez de darles uso, los guardamos. También cuando realizamos una suscripción a una compañía que tampoco utilizaremos.

Muchas veces este es el caso de las mensualidades del gimnasio. Si por tus labores diarias no te da tiempo de asistir, sino al menos unas pocas veces al mes, y aun así pagas las mensualidades, debes considerar cancelar tu contrato y pagar únicamente los días que vayas a asistir.

Esta es una manera eficiente para disminuir gastos innecesarios.

No ahorras los servicios

Todos sabemos que los servicios básicos suelen tener un costo elevado. Es por eso que debemos tratar de ahorrarlos para que el monto de nuestra factura no sea tan alto.

Con respecto a la electricidad, incluir bombillas LED es un método muy efectivo para disminuir el consumo de ella, se debe a que estas, además de evitar un sobrecalentamiento permiten un ahorro del 80% en comparación a las bombillas convencionales.

Cuando del agua se trata, realizar simples acciones como cerrar el grifo cuando te estés cepillando los dientes, o mientras estés aplicando el jabón en la ducha, son medias que además de beneficiar al medio ambiente, disminuyen las facturas de este servicio.

Derrochas el dinero

Ahorrar no quiere decir que debes privarte de ciertos gustos. Ya sea salir a comer a tu restaurante favorito, adquirir nuevas prendas de ropa, ir a un parque a recrearte, entre otras actividades que realices.

Sin embargo, no es recomendable hacer estas actividades semanal o diariamente. Para ello basta con realizarlas cada 15 días. De esta manera, permites recrearte, sin afectar el monto que debe ser destinado a tu ahorro.

Si vas a adquirir ropa nueva, considera elegir la que está fuera de la temporada, aunque esté pasada de moda cuentan con un precio menor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...