Estos son los consejos financieros que todo adolescente debería conocer

Si eres adolescente o tienes hijos adolescentes, deberías aprender educación financiera lejos de la escuela. Debe saber la diferencia entre activos y pasivos, buscar un trabajo por habilidades y no por dinero y tratar de gastar menos de lo que ingresas

Consejos financieros adolescentes

Si eres joven o tienes hijos en la adolescencia, deberías tener claro que la escuela no es el mejor lugar para aprender sobre dinero. Aunque enseñen cosas básicas que todos debemos saber, se olvidan de algo importante, la educación financiera.

Por ello, vamos a conocer algunas lecciones financieras básicas para gente joven y no tan joven. Estos consejos se salen de lo habitual y podrán ayudar mucho a los más novatos con el dinero, evitando que caigan en ciertas trampas.

Consejos financieros para jóvenes

En primer lugar, los jóvenes deberían aprender lo básico, y lo básico es que no se debe gastar más de lo que se ingresa. Esto parece fácil, pero muchas veces se pasa por alto por considerarlo demasiado obvio. Deberías conocer tus ingresos y tus gastos antes de nada, ya que esto te ayudará a saber por qué no ahorras.

Después de esta lección, pasemos a una más avanzada. Dentro de nuestras posesiones, tenemos lo que se llaman activos y lo que se llaman pasivos. Los activos ponen dinero en nuestro bolsillo y los pasivos nos lo quitan. Por ejemplo, un coche caro es un pasivo y una acción que genere dividendos es un activo.

Lo de los activos es algo más complejo de lo que parece, ya que la mayoría de la gente cree que solamente se puede ganar dinero intercambiando tiempo por dinero. En realidad, tener suficientes activos te puede ayudar a generar lo que se llama ingresos pasivos, los cuales te dan dinero sin tener que invertir continuamente tiempo en ellas. Eso sí, el ojo del ganado engorda al ganado y no existe el dinero fácil.

Eso sí, es posible que tengas que pasar por un trabajo asalariado antes de obtener libertad financiera, ya que el dinero se suele generar lentamente. Sin embargo, mirar el trabajo únicamente por dinero es un error, ya que deberías hacer algo que te apasione y algo que te pueda enseñar algo. Por ejemplo, un trabajo de comercial te puede enseñar a vender tus propios productos, algo muy útil.

Para obtener libertad financiera, básicamente tienes que crear activos y reducir los pasivos. Esto suena más fácil de lo que es, ya que tendrás que arriesgar dinero, gastar poco en caprichos, vigilar muy bien tus cuentas y estar dispuesto a aprender y a formarte continuamente.

Eso sí, esto no te lo dirán los gurús, pero no todo el mundo vale para ser emprendedor. En algunos casos, te irá mejor la vida de asalariado, siempre que seas bueno en tu trabajo y puedas lograr que tus ingresos sean superiores a los gastos. Asimismo, debes tener en cuenta que el Estado vendrá a por su parte y planificar tus ingresos teniendo en cuenta los impuestos que pagarás, que serán mayores a medida que ganes más.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...