¿Está asegurado el futuro de las pensiones?

Descubre si tienes asegurado el futuro de las pensiones de la manera correcto

Esta asegurado el futuro de las pensiones

Son pocos los temas que deciden abordar el futuro de las pensiones, muchos de los estudios, informes y propuestas realizan un debate que sobrepasa lo económico, para abordar los terrenos políticos y sociales. Ante la gran diversidad de ideas y argumentos vale la pena detenerse y analizar algunas interrogantes que ayuden a comprender todo lo que se encuentra en riesgo. Un sistema ideal es aquel que pueda garantizar la cobertura y la sostenibilidad de las pensiones, es decir, uno que fuera generoso con sus prestaciones, que alcanzara a cubrir gran parte de la población jubilada y que pueda financiarse con mínimos sacrificios. Sin embargo en los sistemas de reparto español esos 3 objetivos podrían alcanzarse con las condiciones demográficas y  macroeconómicas adecuadas.

Si se realizara una evolución demográfica compatible con una pirámide poblacional tradicional donde la economía creciera a buen ritmo podría generar empleo, lo cual permitiría financiar sin apretura unas pensiones generosas con máxima cobertura. Pero desafortunadamente las condiciones macroeconómicas van fallando cada vez más, ya que las tasas están más elevadas, el avance de la productividad es insuficiente y  el estancamiento de los salarios lastra los ingresos del sistema.

¿Qué deparara el futuro para las pensiones?

A pesar de que el empleo, la productividad y los salarios pueden mejorar, se necesita que su recuperación sea de manera drástica, debido a que el imparable proceso de envejecimiento va ir incrementando la presión sobre el sistema al acelerarse el ritmo del gasto en pensiones.

¿Qué se puede hacer ante esta situación? Lo primero que se necesita son políticas que impulsen el crecimiento económico, la oportunidad de empleo, mejorar la productividad y los salarios. Una sociedad prospera es aquella que cuenta con más recursos para superar sus desafíos, pero por desgracia esto no sería suficiente debido a la magnitud del cambio demográfico que se está produciendo. Por lo tanto debemos elegir una manera de reformar el sistema, tomando en cuenta que cualquiera de las soluciones debe tener sus costes de oportunidad, así se podrá lograr que el sistema alcance un buen nivel de cobertura, siendo a su vez sostenido a costa de una menor generosidad. Aunque en realidad lo que se estaría haciendo es utilizar las reformas como el retraso en la edad de jubilación.

Soluciones para las pensiones futuras

Debemos mantener un sistema generoso que posea una gran cobertura, a costa de esto se debe financiar lo insostenible, lo que obligaría a tomar recursos en principio destinados a otros fines. Por ejemplo, esto podría ocurrir si gran parte de los impuestos recaudados para a cubrir los gastos en pensiones, dejando de estar disponible para partidas como sanidad o educación.

Sin embargo hay que tomar en cuenta que para esta toma de decisiones se debe valorar que nuestro sistema de reparto es un mecanismo con 3 funciones; la primera es un mecanismo de ahorro obligatorio para un futuro lejano, la segunda es la de la jubilación y la tercera es un mecanismo de redistribución de la renta, donde sus mínimos y máximos de cotizaciones y prestaciones permiten transferir una renta de los  que más tienen y los que menos tienen. En si no existen soluciones mágicas que puedan actuar de un día para otro, pero si se pueden aplicar aquellas que con el tiempo muestren un resultado favorable, el futuro de las pensiones es algo importante y en la actualidad ha ido decayendo. Por ende se debe implementar varias alternativas que puedan llegar a una solución de la problemática a la cual nos enfrentamos en España.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 2,50 de 5)
2.5 5 2
Loading ... Loading ...