España gastará más en pensiones y servicios sociales que en educación

El envejecimiento de la población y los escasos nacimientos, obligarán a un cambio importante en el gasto público a medio plazo. Es necesario reflexionar al respecto y hoy te damos algunos datos relevantes.

pension autonomos

Sobre la insostenibilidad del sistema de pensiones hemos hablado en muchas ocasiones en nuestro blog. De hecho, el tema da mucho que hablar y cubre portadas de diarios nacionales y económicos. Sin embargo, parece que en política, nada cambia. Y, de momento, pese a ser conscientes de que no será posible mantenerlo a medio y largo plazo, se queda como está. Nadie quiere pagar el coste electoral que tiene ver la realidad de las cosas y de la sociedad. Hoy queremos analizar cómo nos cambiará el hecho de que vivimos en un país con una población envejecida.

El análisis que hacen en el diario 20 Minutos explica claramente la dinámica de lo que ocurre en nuestro país. La creación de empleo de la que muchos presumen en la actualidad está muy relacionada con la disminución de la población activa, y eso influirá claramente en cómo se generará el gasto público en los próximos años. Una de las conclusiones que más me ha llamado la atención es el hecho de que ya en 2025 habrá solo cuatro trabajadores activos por cada tres jubilados.

Una población envejecida con otras necesidades

El problema de que España esté envejecida no es solamente que el sistema de pensiones actual deje de ser rentable y sostenible. Tenemos muchos otros problemas que no se están analizando desde la política y que requieren una urgente solución. Que una gran parte de la población sea mayor implica que las necesidades de la sociedad cambian. Eso significa que el reparto del gasto público se concentrará en aspectos como la sanidad y el gasto social. La que sale peor parada al hacer esta nueva división parece sin lugar a dudas la educación. Y eso tiene muchas connotaciones negativas.

La educación pagará las consecuencias

Si desde ahora hasta 2025 no cambia nada, el sistema público no podrá mantener su actual distribución del gasto. Poner más dinero para las pensiones y cubrir el gasto social que implica tener una población mayor hará que haya menos dinero disponible para la educación. Esto implica que las nuevas generaciones tendrán menos capacidad de formación, o que la formación será de peor calidad.

Puede parecer que reducir el gasto en educación no es algo tan importante, pero lo cierto es que el nivel de ésta va a ser el que determine cómo se forman las generaciones del futuro. Y si éstas no están bien formadas será mucho más complicado que puedan acceder a los puestos laborales de mayor rango, generando un problema mayor en la sociedad. Al mismo tiempo, limitaríamos la competencia que tengamos con otros países, ya que si ellos no sufren el mismo problema que España, podrán tener profesionales mejor formados al haber invertido más en ellos.

Nuevas generaciones con planes de pensiones sí o sí

Las actuales generaciones jóvenes seguirán siendo activos para ese medio plazo en el que habrá muchos más jubilados que ahora. Sin embargo, nosotros no sabemos si podremos acceder a una pensión pública de calidad. Es precisamente en ese sentido en los que los planes de pensiones  cobran un papel fundamental para aquellos que aún ven muy lejos su edad de jubilación. No se trata de una alerta para que se contraten estos productos, sino de una realidad que por ahora no se ha solucionado y que, sin ahorros propios, será difícil de mantener en el tiempo.

En ese sentido, resulta fundamental que los ciudadanos se planteen cómo va a ser su vida en el futuro, sobre todo con los escasos cambios que parecen plantearse en el panorama político. La necesidad de un plan de pensiones, o de las posibilidades que ofrecen otros productos de ahorro en el largo plazo, es algo que los expertos ya han destacado en muchas ocasiones. Si eres joven, tienes un empleo, y no estás pensando en ninguna de estas alternativas, quizás sea buen momento para cambiar de hábitos y replanteártelo todo. Además, todas esas inversiones tienen incentivos fiscales con lo que ahorrarías dinero en tu declaración de la renta.

No parece que venga un futuro demasiado bueno. De hecho, salvo que se tomen medidas como el fomento de la natalidad o la acogida de una inmigración masiva, parece complejo mantener el actual sistema del bienestar durante mucho más tiempo. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...