¿Es siempre mejor hacer la Declaración de la Renta conjunta?

La Declaración de la Renta da la posibilidad a quienes están casados a presentarla conjuntamente. Pero no compensa siempre. Analizamos los casos en los que sí, y en los que no.

renta

La campaña de la Declaración de la Renta 2015 ya ha llegado, y en este caso queremos hablarte de la declaración conjunta. Como sabes, a partir de este 7 de abril ya se puede presentar el borrador, o rellenar con la ayuda del programa PADRE la declaración de la renta. Sin embargo, no siempre analizamos bien la posibilidad que tienen los matrimonios de utilizar una única declaración de la renta para rendirle cuentas a Hacienda. Se puede elegir, es decir, se pueden hacer dos declaraciones individuales, o una conjunta, y no siempre es mejor lo uno o lo otro, sino que varía en cuestión de las circunstancias personales de cada uno de ellos.

Hoy vamos a analizar todo lo que debes saber sobre la Declaración de la Renta conjunta en 2015, así como los requisitos para solicitarla y algunos ejemplos sobre cuándo conviene. Si en tu caso tienes esta posibilidad, te recomiendo que leas nuestro artículo, ya que en estas fechas es probable que te sea de gran utilidad para resolver dudas, y sobre todo, para intentar reducir tu factura fiscal de forma completamente legal.

Las ventajas de la declaración conjunta

Cuando se realiza la declaración conjunta, el mínimo personal aumenta. Es decir, si en la individual se pueden deducir, al menos en la declaración que presentarás este mismo mes de abril, 5151 euros, en el caso de la declaración conjunta, ese mínimo personal aumenta a los 8.551 euros. Eso sí, en la realidad no es un verdadero aumento, ya que son dos personas las que están realizando la declaración. Hay que tener en cuenta que en el caso de la unidad familiar monoparental, la que aplica a separados o viudos con hijos a cargo, se produce un incremento sobre la base personal de 2.150 euros.

Por lo tanto, por lo que hemos analizado anteriormente, no siempre conviene hacer una declaración conjunta para pagarle menos a Hacienda. En el caso que nos ocupa hoy, vamos a plantear varias situaciones para que a grandes rasgos puedas entender si en tu caso es preferible optar por esta presentación, o hacerlo de forma individual. Hay que considerar además un extra. Si la declaración nos la hace un gestor, habrá que sumar el dinero que nos cuesta hacer dos, o hacer una sola. Esto es importante cuando la diferencia en optar por una u otra vía solo supone unos cuantos euros.

Casos en los que conviene y no conviene la declaración conjunta

  • Cuando ambos trabajan o tienen ingresos estables: en este caso, precisamente por lo que hemos comentado en el apartado anterior, casi siempre conviene una declaración por separado de cada uno de los cónyuges. A excepción de aquellos casos en los que uno de los dos tenga derecho a deducciones por algún tipo de incapacidad, o tenga otro tipo de deducciones a aplicar en la conjunta y que puedan beneficiar a ambos, casi siempre deja de resultar rentable la vía de la declaración conjunta.
  • Cuando uno de los dos cónyuges no trabaja o no tiene ingresos estables: en ese caso, aunque la deducción es menor, al contabilizarse solo una parte de los ingresos, los de uno solo, se pueden obtener mejores resultados en la balanza fiscal. Es por eso que si tu situación financiera se corresponde con este perfil, te recomiendo echar las cuentas y plantearte la posibilidad de hacer una única declaración para ambos cónyuges.
  • Unidad familiar monoparental: en este caso, aunque no hay declaración conjunta con el cónyuge, sí que la hay con los descendientes, es decir, con los hijos menores de 25 años que tiene a su cargo. En este caso, siempre se debe optar por dicha opción, ya que resulta más favorable. Hay que recalcar que en el caso de las parejas de hecho, no se permite hacer una declaración conjunta, y por lo tantosolo uno de los dos podrá realizarla con los hijos y obtener por ellos las deducciones pertinentes.

La declaración conjunta siempre se tiene como la mejor de las opciones, y esto es un importante error que puede costarle bastante dinero a la mayoría de los contribuyentes. Lo más recomendable es que antes de presentar la declaración, hagas tú mismo, o solicites, dos simulaciones, una con la declaración conjunta y la otra de forma individual para cada uno de los cónyuges. De ese modo, te asegurarás de que siempre estás eligiendo tu opción más favorable, y como ambas son completamente legales, se podría decir que puedes rebajar tu factura fiscal sin ningún problema con un procedimiento que para Hacienda es del todo regular ¿Ya conocías estos datos sobre la declaración de la renta conjunta?

Imagen: caffesargenti

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...