¿Es mejor ser autónomo o montar una sociedad?

Los emprendedores muchas veces se preguntan si es mejor ser autónomo o montar una sociedad. El autónomo suele ser mejor para la renta baja y para no hacer papeleo. En cambio, la sociedad es mejor para rentas más altas y para proteger tu patrimonio ante imprevistos

Autónomo o sociedad

Una de las preguntas más habituales que surgen al emprendedor es si es mejor ser autónomo o montar una sociedad o empresa. Esto es porque cada figura tiene sus ventajas e inconvenientes a tener en cuenta.

Hoy responderemos a esta pregunta tan común, explicando si es mejor ser autónomo o montar una sociedad. Veremos las diferencias entre ambos y explicaremos en qué momento es mejor hacer una u otra cosa.

Es mejor autónomo o sociedad

Lo primero que tenemos que tener en cuenta son los impuestos que pagan cada uno. El autónomo es una persona física, así que paga los tramos del IRPF, los cuales van del 19 al 45%. En cambio, las sociedades pagan impuesto de sociedades, el cual es de tipo fijo al 25%. De este modo, es preferible hacerse sociedad una vez que tus ingresos empiecen a ser elevados, metiéndose ya en tramos superiores al 25%.

Eso sí, recuerda que se paga por tramos, es decir, que los primeros tramos del dinero tendrán menos impuestos. Por ejemplo, se calcula que el autónomo paga un 24,2% total de impuestos tributando 40.000 euros sin contar el IVA, subiendo al 27% cuando gana más de 50.000. De este modo, es mejor ser autónomo si ganas menos de 50.000 euros al año.

Además, hay que tener en cuenta que el autónomo societario paga más cuota que el estándar. Los autónomos tienen una cuota mínima de 288,98 euros al mes en 2021, mientras que el societario paga 371,51. Recuerda tener esto en cuenta cuando hagas el cálculo.

Lo segundo es el papeleo y la constitución de cada uno de ellos. Ser autónomo es bastante sencillo y no cuesta dinero inicialmente, mientras que una sociedad necesita 3000 euros de capital inicial y un montón de trámites. De este modo, las empresas seguramente necesiten algún tipo de asesoría compleja, como elaborar estatutos o presentar cuentas en el Registro Mercantil.

Eso sí, tener una sociedad tiene una gran ventaja que no tiene el autónomo, y es la responsabilidad limitada. El autónomo es una persona física, así que responde de forma ilimitada ante los problemas, haciéndolo con su patrimonio personal. En cambio, la sociedad es una persona jurídica, así que solamente tendrás que responder con respecto al capital aportado, es decir, que tu patrimonio estará a salvo.

En conclusión, ser autónomo generalmente es mejor para las rentas bajas y para las personas que no quieran hacer tanto papeleo. Por otro lado, la sociedad suele ser mejor para rentas altas y para negocios de riesgo donde no quieras poner en riesgo tu patrimonio personal. En cualquier caso, lo mejor es consultar ante un experto en temas fiscales que te pueda asesorar, ya que hay algunas excepciones y casos particulares.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...