¿Es mejor pedir un crédito o un préstamo?

En el mundo de las finanzas los conceptos son importante. No es lo mismo pedir un crédito que un préstamo, aquí te contamos más sobre esto.

Credito o prestamo

Actualmente, existe una confusión entre lo que es el crédito y el préstamo. Las operaciones que están destinadas a al préstamo de dinero, se denomina contrato de crédito. Según las necesidades de los clientes, se les presentará una fórmula de aplicación.

Mientras que, en el préstamo, el dinero se otorga por adelantado, y con ello, el cliente efectuará la compra de bien mueble o inmueble.

El crédito es la operación financiera en la que el acreedor, le otorga un préstamo al deudor por una suma de dinero, siempre que esta persona se comprometa a pagar la cantidad prestada, mediante un lapso de tiempo definido.

En el crédito, el dinero que solicita el cliente no se le entrega de inmediato, sino que este tiene que ir disponiendo de él, ya sea por cuotas, o en un todo.

Mientras que, en el préstamo, el cliente recibe una determinada cantidad de dinero, y él tendrá que responder por ella en el lapso de tiempo que se haya establecido. En el préstamo existe unas cuotas de interés.

Casos de conveniencia en los casos de préstamo y crédito

Estas operaciones financieras suponen diferentes beneficios para los clientes, sin embargo, alguna es mejor utilizarla en ciertas ocasiones en comparación de la otra.

En el caso que la inversión cuente con un lapso de amortización que tenga una duración superior a un año, la operación financiera más aconsejable es el préstamo. Esto se debe a que posibilita crear la liquidez necesaria a través del tiempo.

Si requieres de una financiación de un valor elevado, y en el caso que no desees realizar una devolución de ella en un tiempo breve, la mejor opción es el préstamo.

Los préstamos son personales o de garantía, como es el caso de la hipoteca.

El crédito es ideal solicitarlo cuando requieras financiar alguna necesidad cuya liquidez sea puntual, como es el caso del pago de las nóminas, pago a proveedores o seguros sociales, entre otros.

Tanto las personas naturales, como las personas jurídicas, como lo son las empresas legalmente constituidas, tienen la posibilidad de solicitar al banco. tanto un préstamo, como un crédito.

Principales diferencias

Entre las diferencias que tiene el préstamo y el crédito, son:

  1. La disposición del dinero, en el crédito, el dinero es otorgado según las necesidades que presente el cliente. Mientras que, en el préstamo, este se le otorga de antemano a la persona.
  2. Los costos que se añaden, en el préstamo encontramos los intereses que determina el acreedor según la cantidad otorgada. Obligatoriamente tiene que ser pagada por el deudor.
  3. La renovación no es posible en el préstamo, cuando se cumpla el lapso de tiempo, la deuda debe ser pagada, por lo tanto, el préstamo queda extinguido. En el crédito si exista la renovación a final de lapso.
  4. En cuanto a los intereses, en el préstamo, el deudor debe pagarlos una vez haya finalizado el lapso de tiempo, en el crédito, las cuotas tienen que ser pagadas mensualmente.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...