Errores que cometes que dañan tu control de gastos

un control de gastos es muy importante si queremos comenzar a tener un mejor dominio de nuestras finanzas

Errores que estas cometiendo que afectan tu control de gastos

La verdad es que muchas veces se toman malas decisiones que sin darnos cuenta afectan las finanzas personales y no solo eso también genera un desgaste mental, puesto que no se logra conciliar el sueño de la preocupación.

Hay muchas cosas que hacemos que inciden en nuestras finanzas y hoy hablaremos sobre esos gastos que poco a poco nos dejan sin dinero. Ten un mayor control de gastos, así te evitarás problemas futuros.

Seguidamente, se presentan algunos ejemplos de errores que se comenten sobre este aspecto y que en realidad no parecen importantes, pero pueden traer efectos perjudiciales.

Debes tener siempre un control de gastos

Hay muchas cosas de las que podemos tomar el control y muchas veces no lo hacemos. Es favorable que tengas siempre controlado lo que ganas y lo que gastas para así saber con qué cuentas para ahorros y para gastos fijos.

Aquí vamos a comentarte los errores más comunes que suelen cometer las personas para que no te sucedan a ti.

1 – Gastar dinero que no posees

Los errores más habituales y que resulta muy desfavorable es tener gastos desfachatados, especialmente en aspectos a veces un poco superfluos como lo es la ropa y entretenimiento. Costear estos gastos con tu tarjeta de crédito sin darse cuenta que estás creando una deuda que tu ingreso no permite cubrir.

Y es que aparte de esto se va generando porque no se posee un plan financiero, es decir, no sabes en realidad cuánto es la cantidad que estás ingresando, tampoco cuánto estás gastando, no posees una fuente estable de dinero que estés recibiendo mensual y por lo tanto en muchas ocasiones parece sencillo gastar, aunque no sea meditado y que vaya de acuerdo a tus necesidades.

Sin embargo, se tiene que pagar en los tiempos explícitos y ahí es cuando comienza el estrés, debido a que tus ingresos por mes no cubren la gran deuda que adquiriste.

2 – Vivir endeudado

Debemos saber que, una cosa es consolidar tus deudas, esto hace referencia a contratar otra deuda para poder saldar todas las que tienes, con el fin de ya no deber nada, y algo muy distinto es vivir endeudado y pidiendo préstamos para poder terminar con otros adeudos que no se ve cuando terminen.

Lo que aplica tanto para instituciones financieras, como para tu círculo personal ya sean amigos o familiares, cuando la banca ya no te puede prestar.

3 – Compras que traen otros gastos

También existen altos que no culminan cuando realizas la compra, sino que traen otros egresos en el futuro que debes considerar para estudiar si tendrás o no la capacidad de cubrirlos.

La verdad es que hacer la compra de un coche nuevo (…) hay que tener presente que no solo envuelve el gasto del coche, sino que lleva otros gastos que entran al presupuesto, por ejemplo, el pago de la gasolina, del seguro, la tendencia del auto, las reparaciones.

Por lo que, esto aplica con mascotas, propiedades vacacionales y en general todo tipo de compras que necesiten una inversión posterior.

4 – Gastos hormiga

En ocasiones se piensa que es posible pagar un servicio que no se considera caro, y es verdad si solo se mantiene un servicio claro que lo puedes cubrir. Sin embargo, el problema radica cuando tienes más de uno y aparte no lo aprovechas, es como tener muchos agujeros por donde se va tu dinero sin darte cuenta.

Si se dispone de plataformas de ocio, por ejemplo, Netflix, Prime, también Claro, o Sky, todas las anteriores son parte de servicios para el ocio y es importante que determines con cuál te vas a quedar y a los demás tienes que decirles adiós.

Es recomendable analizar los pagos mensuales pues todo ese gasto se puede ahorrar o invertir en otros servicios que te brinden mejores beneficios, por ello hay que escoger cuáles puedes recortar.

5 – La inquietud de la cuenta vacía

Algo que es realmente inquietante es no tener dinero, piensa que tienes una cuenta vacía ante algún imprevisto de urgencia como son los gastos hospitalarios o cuando pierdes tu trabajo. 

La verdad es que hay personas que viven de lo que ganan en las quincenas, que no tiene la capacidad para ahorrar puesto a que no están utilizando de manera correcta su ingreso.

6 – Vivir sin tener un ahorro

El tiempo de tu retiro o tu vejez y no contar con una pensión o algún fondo de ahorro puede presentar una situación muy desdichada, pero en la mayoría de casos puede prevenirse teniendo las previsiones necesarias desde que eres joven.

La verdad es que no siempre se va a contar con el mismo ritmo de ingresos y la energía para trabajar como presentemente lo haces. Si eres joven es de gran importancia planificar tu jubilación, por lo que debes buscar invertir para que estas vayan creciendo poco a poco con tu edad, de esta manera podrás tener una vejez tranquila.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...