En 2018 diremos adiós al controvertido impuesto al sol

El impuesto al sol desaparecerá este año, debido a que “agrava el consumo energético en España”.

Adiós al polémico impuesto al sol

Recientemente, el Gobierno español confirmó la eliminación del  “impuesto al sol” antes de que acabe el año, por considerarla una medida que “grava el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y el autoconsumo en España”,  así lo dio a conocer la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera .

La disposición de impuesto al sol es una iniciativa que  busca establecer una tasa de abono de lo que deben pagar los titulares de los contratos de autoconsumo eléctrico.

Adiós al impuesto al sol

Ribera afirma que la decisión del Gobierno de decir adiós al impuesto al sol es porque este supone una “traba absurda” para no autoconsumir energía, además de que va unido a una recaudación “ridícula, que no tiene ningún sentido”.

Asimismo, aseguró que el Gobierno está evaluando, como primera opción, la manera de crear un decreto de autoconsumo, para ser implementado a mediados de diciembre, facilitando el consumo para que se comparta en el ámbito urbano y doméstico.

Del mismo modo, Ribera explicó que se contempla una segunda opción a desarrollarse, de no aprobarse la primera, donde se establecería la aprobación por parte del Ejecutivo, de un real decreto para “permitir una mayor integración de renovables en el sistema eléctrico que incluya la supresión de las trabas al autoconsumo”.

Lo cierto es que el objetivo principal que se fijó el Gobierno es eliminar todos los trámites y obstáculos para la implementación del impuesto al sol, que se ha vuelto muy controvertido. De esa manera se podrá llevar a cabo el autoconsumo eléctrico sin que haya ningún problema.

¿En qué consiste este impuesto?

El “impuesto al sol” se ideó como una medida para cubrir los costes de distribución y mantenimiento de la red eléctrica general. Es decir, es  una tasa que busca cancelar la deuda del Gobierno con los productores de energía solar, que cada día se excede y pone en una posición económica bastante incómoda a las instituciones.

Por una parte, este decreto afecta a esos usuarios particulares, así como a pequeñas empresas que estaban incluidos en el mundo de la energía solar. Por otro lado, beneficia directamente a las compañías eléctricas, ya que con esta medida se está buscando sancionar el autoconsumo de las empresas.

Es importante recalcar que las multas por no haber regularizado los paneles solares podrían oscilar desde los 6 hasta los 60 millones de euros, una cifra bastante elevada, lo que convertía la ley en un completo absurdo, así lo planteaba la ministra en sus declaraciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...