Emprender en tiempos de crisis: lo más importante eres tú

Aunque parece ser algo imposible por el escaso consumo, la labor del emprendedor es empezar cuanto antes con el mínimo coste de la actividad

emprendedor

Mucho se habla en la actualidad de emprender en tiempos de crisis. Y creo que la información es cuanto menos desinformativa. Explico porqué desde mi punto de vista, que al fin y al cabo soy una emprendedora más que aunque comencé hace más tiempo y no en plena época de crisis, algo creo que puedo aportar a todos aquellos que a día de hoy buscan en el autoempleo su futuro, porque más opciones no quedan.

En realidad, por muchas ayudas que haya, por muy fácil que la Administración pueda ponertelo, mi consejo es siempre que pienses bien antes de atarte a sus contratos de permanencia. Y es que aunque no sean operadoras de teléfono, de las que hemos heredado ese término, aceptar ayudas y subsidios por parte del Estado o de una Comunidad Autónoma o ente público local supone cumplir ciertas cláusulas. Me parece lógico. Pero no siempre conviene. Por lo general obligan a mantener abierta la actividad durante un período mínimo de 24 meses, que aunque parecen pocos hay que calcular bien con los gastos íntegros, ya que además de los comunes y del alquiler o hipoteca, está la Seguridad Social, IVA, IRPF y nóminas de empleados de los que bajo ningún concepto podrás librarte.

Dicho esto me gustaría decir que en realidad el que quiere emprender en tiempos de crisis debe reducir al mínimo el coste de la actividad, negocio o idea. Una vez tengas el proyecto en mente, lo mejor es echar las cuentas y plantearte si esos gastos pueden ser aún más reducidos. A eso hay que añadir que si sabes idiomas, plantearte un mercado extranjero con tiendas online por ejemplo, no es ninguna mala idea, porque en ellos podrás subir el precio del producto, mientras que en España lo que mejor funciona de momento es lo de vender al precio más bajo.

Una vez tengas los costes planteados y el capital necesario para empezar, tienes casi todo lo que te hace falta. Basta que lo hagas cuanto antes con los riesgos ya sobre el papel. Lo más importante es la idea, lo demás, será el mercado quien te diga si te equivocaste o estabas en lo cierto. En cuanto al régimen fiscal, el que menos trámites supone y el más rápido es el de autónomos, aunque no siempre es el más conveniente. Lo mejor si no estás seguro es que te asesore un especialista en una gestoría o asesoría.

Imagen: edans

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...