El test de PISA de economía deja a los españoles en mal lugar

Casi nunca destacamos en los informes educativos, pero viendo el examen de PISA de economía básica, parece que en ese sentido aún tenemos mucho que mejorar.

Informe pisa

Lo cierto es que cada vez que hay informes de los que evalúan la calidad educativa, el caso español casi nunca es un buen ejemplo de cómo hacer las cosas. Es más, acaba siempre siendo de los últimos o se queda siempre por debajo de la mitad de la tabla. Aunque el tema educativo es algo que nos preocupa mucho, y en el caso de A Fin de Mes hemos analizado muchas de las últimas propuestas, sobre todo las que tienen que ver con las becas y ayudas que afectan a la economía doméstica, en esta ocasión queremos centrarnos en ese último examen que desde PISA han puesto a estudiantes de varios países para evaluar sus conocimientos en economía doméstica y economía general.

Los resultados han sido bastante chocantes. Al menos para los que defienden que el actual modelo educativo es efectivo. De hecho, en la nota total obtenida de media por los alumnos españoles, no se ha alcanzado más que el quinto puesto por la cola en cuanto a las mejores notas. Es decir, somos los quintos que menos conocimientos de este tipo tienen sus escolares dentro de un total de 18 países. Y ciertamente, es preocupante. Todos estos conocimientos que se tuvieron en cuenta influyen de manera importante en la vida diaria. ¿No están nuestros jóvenes preparados para afrontarla? Pues todo indica que no.

Las facturas que no se entienden

En realidad, aunque son muchas las preguntas que componían el examen que hoy se convierte en protagonista en A Fin de Mes, y de las cuales hablaremos con más detalle a continuación, la que más ha sorprendido ha sido la relativa a las facturas. Los alumnos españoles han sido incapaces de resolver una simple devolución de prendas en un error en un recibo nada complejo. Si una tienda se equivoca facturándonos 3 prendas, y deben ser dos, ¿cómo se calcula esta devolución? Pues bien, habría que restar al importe base el precio de la prenda que han facturado de más, y luego sumarle el IVA relativo a la nueva base y los gastos de envío como concepto fijo. ¿Simple? Pues no para la mayoría de nuestros estudiantes.

No saber leer una factura es un tema al que deberíamos dar la importancia que tiene, que es mucha. Todos los días en nuestra vida diaria debemos salir a comprar cosas, a hacer trámites y muchos de ellos tienen que ver con facturas, y otros, son más complejos que el modelo de recibo que has podido ver en la captura y es el ejemplo que se puso en el examen PISA. Si nuestros jóvenes no son capaces de entender una factura como ésa, más complejo será por ejemplo deducir qué dicen las más complicadas y que en economía doméstica son un habitual, como la de la luz o el teléfono fijo. Y más aún, serán incapaces de llevar a cabo por ellos mismos necesarios para una vida normal. ¿Os imagináis que tengan que hacer la declaración de la renta?

El exámen a fondo

Si tienes curiosidad por saber cómo responderías tú, y cuál sería la nota que obtendrías en este examen de PISA, puedes echar un vistazo a la web de En Naranja en la que han publicado íntegramente todas las preguntas de la prueba. La verdad es que a grandes rasgos resultan bastante simples, porque no encontramos enunciados complicados, ni frases con doble sentido que busquen cazar a quién no lee bien el enunciado. Es todo exactamente cómo debería de ser. Y tan solo habría que leer la pregunta y entender conceptos básicos como impuestos, oferta y demanda, o calidad-precio para poder darle una respuesta exacta.

La conclusión a la que se llega tras la prueba es que deberíamos mejorar los conocimientos que enseñamos a los más pequeños, sobre todo si pretendemos que sean capaces de enfrentarse a la vida. Entender si resulta mejor comprar una cosa u otra, saber enfrentarse a los riesgos que conlleva una cuenta bancaria y los falsos avisos de datos por internet, y sobre todo, revisar que el cobro que nos han hecho es correcto, así como saber calcular el importe de una devolución en una factura me parece algo que todos deberíamos saber hacer. Y que un chaval escolarizado con 16 años no sea capaz de llevarlo a cabo, teniendo en cuenta que ahí podría finalizar su etapa educativa, me parece grave.

¿Acaso estamos creando a una sociedad escolarizada en la que los conceptos no quedan claros? ¿Qué estudian los niños en la escuela? ¿No debería ser un pilar básico educativo el de formar personas capaces de enfrentarse al día a día? Creo que este examen de PISA nos debería hacer pensar bastante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...