El paro se dispara al 20% y la economía puede caer un 8% en lo que resta de año

El paro comienza a ser la primera gran dificulta para el gobierno español

El paro se dispara a cifras incalculable y España busca como reaccionar

Debido a que las señales de ralentización ya eran agudas desde mediados del 2019, España echó el cierre el año pasado con un desarrollo sólido, del 2%, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) esperaba, hasta hace unos pocos meses, que siguiera ese mismo camino en el presente año, con un repunte del 1,6%.

Pero las cosas han alterado en tan solo un parpadeo. Y de qué forma: España está sufriendo en el presente año un real batacazo debido al coronavirus, con una caída del PIB del 8% y es el que el paro se dispara hasta el 20,8%.

El coronavirus es, aparte de un evidente huracán sanitario, un tsunami económico de magnitudes todavía desconocidas: todas las predicciones, incluso la del Fondo Monetario, son solo estimaciones en un momento de alta incertidumbre.

Y están sujetas a 2 factores (que la pandemia se disipe a mitad del año y que no haya una recaída) sobre lo que todavía no hay seguridad.

Hay que remontarnos atrás, muy en el pasado, para dar con un desplome anual del PIB español equiparable el que predice el FMI: hasta el comienzo de la Guerra Civil (1936), cuando la economía se contrajo un 26,8% en 1 solo año, según los datos del historiador económico Leandro Prados de la Escosura.

El paro se dispara en España, pero hay que remontarnos a años atrás

En el año 1945, en pleno lapso de autarquía, se originó un paro parecido (8,1%), pero el catedrático de Historia Económica de la Universidad Carlos III de Madrid indica que los cambios de un año a otro «especialmente en el pasado, cuando la agricultura, muy volátil, tenía más peso” muestran “poco en términos económicos”.

Una diferencia menor (una décima) con relación a lo proyectado por el Fondo hay que tomarla con un grano de sal. No así en la comparación con 1936, en la que la brecha es grandísima.

Para poner en perspectiva la cifra española (-8%), es favorable trazar una comparación con el año más duro de la crisis financiera mundial, 2009, cuando el PIB se desplomó un 3,6%. O con el 2do arreón, el de la crisis de deuda soberana de 2012, cuando la actividad cayó un 2,9%.

En la crisis completa de (2009-2013) España perdió algo más de lo que se dejará este año: un 8,5%. A diferencia de entonces, cuando la sangría se prolongó durante varios ejercicios, esta vez todo apunta a un hundimiento inédito por varias generaciones, pero circunscrito a 1 solo año.

El paro se dispara cada vez más durante el confinamiento

«La caída del 8% es contando con las políticas públicas y la acción del Banco Central Europeo para evitar que se disparase la prima de riesgo. Sin estas medidas el impacto habría sido mucho mayor, de doble dígito”, menciona Rafael Doménech, quien es jefe de análisis económico del BBVA en España.

Aun así, las consecuencias serán “importantes”. Cada semana que se le agrega de confinamiento supone, según sus cálculos, una dentellada de 8 décimas sobre el PIB, por lo que el paro se dispara cada vez más y lo seguirá haciendo si la cuarentena permanece.

En clave europea, el paro económico español este año solo es comparable al que padecerá Portugal (también -8%) y algunos países bálticos (Letonia y Lituania, los dos por encima del 8%), mientras que en Grecia y en Italia la caída será aún más fuerte: -9,1% y -10%, respectivamente.

Estas cifras eran inimaginables

Aun siendo gigante, ¿quién habría podido pensar en estas cifras solo unos meses atrás?, el golpe será más suave en las 2 grandes economías del euro, Alemania (-7%) y Francia (-7,2%). El paro disparado lo sufrirán todos (la economía de la eurozona en su conjunto bajará un 7,5%), pero con intensidades muy distintas.

“Las previsiones del FMI, en línea con las de otros organismos, apuntan a una intensa caída de la actividad en 2020 coherente con las fuertes medidas de contención adoptadas por el Gobierno para frenar la extensión de la pandemia”

“Y, posteriormente, un repunte a partir del cuarto trimestre con una recuperación importante en 2021, confirmando así que estaríamos hablando de una crisis intensa, pero de duración acotada”, señala el Ministerio de Economía en un comunicado.

Precios a la baja y mejora en la báscula por cuenta corriente: En su revisión de las constantes vitales macroeconómicas de España, el organismo que tiene sede en Washington predice que la inflación vuelva a terreno negativo en 2020, arrastrada por la menor actividad económica.

A oposición del resto de grandes países de Europa occidental, en España el IPC va a cerrar el año en tasas negativas: -0,3%, frente al 0,3% de Francia y Alemania o el 0,2% de Italia. “los países dependientes de los viajes y la hostelería están notando disrupciones particularmente importantes», explica Gita Gopinath.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...