El mejor método para iniciar a tus hijos en el ahorro

Enseñar a ahorrar a tus hijos es más sencillo de lo que puede parecer. Simplemente debes hacerles ver el valor del dinero, obligarles a que se administren y darles autonomía con su propia cuenta de banco

niños ahorro

Aprender a ahorrar es muy importante si queremos tener estabilidad financiera en la vida. Eso sí, es importancia hacerlo desde que somos niños, pues si cogemos el hábito de jóvenes, menos nos va a costar hacerlo de adultos.

Por este motivo, deberías enseñar a tus hijos a ahorrar desde que son pequeños. Aunque esto parezca esto complejo y demasiado adulto, realmente no es tan complicado si sabes cómo hacerlo.

Trucos para enseñar a un niño a ahorrar

Lo primero que debes hacer es abrir una cuenta en el banco a nombre del niño. A partir de los 7 años, el menor puede administrar su propia cuenta con tu supervisión, algo que le animará a ver cómo su dinero va creciendo.

Aunque también se puede ahorrar en una hucha, es importante enseñarles cómo funciona un banco desde que son pequeños. Gracias a eso, podrá saber que el dinero debe estar en un lugar seguro y que es algo importante.

Obviamente, el niño no gana su propio dinero como tal, ya que es ilegal trabajar hasta los 16 años. Por este motivo, el dinero se lo tienes que ir dando tú para que lo vaya guardando. Puede guardarlo en una hucha y llevarlo todo al banco cuando esté llena.

Eso sí, eso no significa darles todo lo que pidan y engordar su cuenta sin más. Es más, si haces esto, puedes dar el mensaje equivocado de que no cuesta ganar el dinero, haciendo que se vuelvan perezosos de mayores.

Por este motivo, lo mejor para que tu hijo empiece a ahorrar es darle una asignación semanal que debe administrar. Con ella deberá administrarse para todos sus gastos, incluyendo la compra de algo que le guste, la compra de golosinas y el ahorro. Aunque en un principio puede que se le acabe el dinero, después comprenderá la lección más importante, que es que el dinero es finito.

En este caso, lo más importante es aprender a ahorrar, no la cantidad que ahorre. Al final, la cantidad no va a ser demasiado elevada por su edad, aunque si logra ahorrar un poco todos los meses, ya tendrá el hábito adquirido para cuando sea mayor.

Cuando vea que el dinero del banco crece y cuando vea que ha conseguido ahorrar dinero suficiente para comprarse algo que le guste que sea muy caro, entenderá del gran valor del ahorro. En cualquier caso, debes incentivar a que lo haga y demostrarle que gastárselo todo no es una buena idea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...