El empleo comienza a tomar su rumbo en la nueva normalidad

El coronavirus ha creado una nueva era en el empleo, con métodos y nuevos conceptos

La nueva normalidad del empleo

La cantidad de personas afiliadas a la Seguridad Social en España en el último día del mes de mayo fue de 18.584.176, lo que quiere decir un aumento de 187.814 inscritos desde el comienzo a final de mes, un 1 % más, en la 1era subida del empleo luego de 2 meses de fuertes caídas.

Según los datos dados por el Ministerio de Seguridad Social este dato contrasta con el retroceso de 49.074 afiliados que se originó durante abril y el de 833.979 de marzo por el golpe del coronavirus.

Con relación a la evolución del desempleo, el mes de mayo terminó con 26.573 personas sin empleo, lo que quiere decir una moderación respecto a los números registrados durante los meses marzo y abril, cuando llegó hasta los 302.265 y 282.891 personas, respectivamente.

La cantidad total de desempleados se ubicó así en 3.857.776 personas, cifras que no se conseguían desde mayo del año 2016, mientras que 2.998.970 personas continuaban protegidas por una situación de suspensión total o parcial por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Con relación a los datos de la Seguridad Social, el número medio de afiliados, cifra que comúnmente se utiliza para reflejar el progreso del mercado, se ubicó en mayo en 18.556.129 personas, lo que simboliza un aumento de 97.462 cotizantes respecto a la media de abril, un 0,53 % más.

¿Qué sucederá con el regreso a tu empleo?

“Los efectos sociales y económicos de la emergencia por el covid-19 están haciendo que las organizaciones tradicionales tengan la necesidad de replantear sus modelos de negocios y las formas de trabajar con sus equipos”, manifiesta el gerente de país ManpowerGroup, Andrés Soto.

El especialista indica la importancia de que nos hagamos a la idea de que lo cotidiano “la normalidad de antes” probablemente no regrese, por lo menos no en un futuro cercano.

“Trabajar en entornos cada vez más aislados, sin el café y la conversación matutina a la que estamos acostumbrados, puede ser retador, en especial para aquellos que actualmente viven solos”, continúa diciendo.

¿Cómo será la nueva dinámica?

Mariana Zavattieri, quien es directora de Up Relaciones Públicas, menciona que este vuelco nadie lo esperaba y las organizaciones tomaron medidas con mucha prontitud.

Por ejemplo, pocos sitios estaban listos para continuar trabajando desde casa.  El teletrabajo no estaba sólido, no como una política y esta experiencia ha hecho evaluar la productividad y ver la respuesta positiva de las personas que responden a lo que se necesita en un empleo.

Zavattieri detalla que se debe estudiar el regreso paulatino a los puestos de empleo.

“Si hay puestos de trabajo que no lo exigen mi recomendación es que no vuelvan a la oficina y que sigan haciendo el teletrabajo, seguir con reuniones y capacitaciones por medio de la tecnología, así como descubrir nuevas formas de gestionar”, comenta.

Recomienda que los que se encuentran en el papel de líderes deben seguir con la orientación a los colaboradores. 

Se invita a que ellos compartan desde recomendaciones para estudiar en casa con hijos, cómo vivir en un espacio pequeño, pausas activas, neutralizar e identificar estados de ansiedad, y limitar los horarios de trabajo con un sentido de su “nuevo formato de empleo”, lo cual dejará personas más contentas.

Con el empleo desde casa se unirán 3 mundos, el familiar, el laboral y el de ocio, una situación que es retadora y difícil de llevar, agrega el especialista.  Hay una tendencia a trabajar más horas cuando se está fuera de una oficina; una situación que puede originar conflictos familiares.

Debemos seguir preparándonos para el futuro

“La cuarentena nos llevó a replantear los negocios”, manifiesta Zaviatteri, quien explica que hay industrias de organización de eventos, el entretenimiento, y el cine que deben reinventarse rápidamente, pero en general se espera que todas las organizaciones evalúen cómo ser más productivas y cómo se volverán atractivas.

“Reinventarse con orden y calidad, no al corto plazo, sino a mediano y largo plazo”, continúa diciendo Zaviatteri.

Soto insiste en que, en circunstancias de emergencia, la planificación de la continuidad de la empresa debe describirse en un “plan de contingencia”, algo que identifica los peligros potenciales que amenazan a la empresa, planificando posibles soluciones.

Si bien muchas organizaciones ya contemplaban un plan general, anticiparse a una pandemia global es algo muy retador, no obstante, por medio del empleo remoto han conseguido una solución práctica para recuperar sus respuestas en sus operaciones, manteniendo su reputación y servicio a su público meta.

El empleo remoto es una solución

“Los líderes tienen la tarea de dirigir equipos de trabajo que se vuelven más autónomos, en el proceso es importante definir responsabilidades y roles definidos, sobre los cuales medir resultados y darle continuidad a la evaluación o readaptar el comportamiento”, menciona Soto.

Esto se consigue ayudando a las personas a dimensionar e identificar cómo aportan desde sus roles cada persona aportar a un resultado común, las personas desean formar parte de la transformación.

La tarea del líder es también asegurar contar con el talento justo en roles adecuados y alineados a los intereses de las personas. Por ello el empleo remoto parece ser una solución.

En el estudio “Las carreras de los Millennials: visión 2020” de Manpower, se mostró que el 65% de las nuevas generaciones van a tener empleos que ahora no conocemos; sin embargo, la capacidad e interés por continuar aprendiendo serán ideales para que las personas consigamos adaptarnos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...