El déficit público se resiste a descender

La economía está arrojando muy buenos resultados pero aún el déficit público se mantiene. Te explicamos este fenómeno a continuación.

El deficit publico y su resistenciaLa economía está arrojando muy buenos resultados pero aún el déficit público se mantiene. Según información recopilada,  referente a la ejecución presupuestaria para el Estado, la inestabilidad abarca los 6.800 millones solamente hasta marzo, significando más del 50% que el año anterior y estando muy cerca de la tercera parte de la meta anual planteada para el área de la administración pública.

Cargas financieras

Con respecto a estos, afirman que se han aligerado un poco, ahorrando alrededor de 500 millones de pagos por intereses, esto gracias a la fructífera aplicación de títulos de deuda en los mercados .

El coste de las emisiones de deuda caen, es decir, la colocación a un tiempo de 3 años que se llevó a cabo durante esta semana se concretó con un tipo de interés totalmente nulo, prácticamente mínimo que su totalidad.

Otros factores positivos

La modificación de las bases de cotización, el aumento en del SMI y de manera muy resultante, el marcado ritmo de generación de empleo, ha permitido que acelere la apertura de ingresos en los bolsillos de la Seguridad Social.

También la excelente forma en cómo se encuentra la actividad económica, permite que se eleve los ingresos en materia de IVA y otros impuestos que forman parte de la producción.

Otros factores negativos

Pese a las buenas noticias, las fuerzas de la desestabilización han sido muy fuertes. Pese que se había tenido como previsto un marcado incremento del gasto, según la información se puede confirmar que hasta marzo eso era así.

A un 6% aumenta el ritmo anual en materia de empleos no financiados del Estado, mientras las prestaciones sociales rozan el 8%.

Significación que se puede catalogar como “evolución”, está levemente por encima de las anticipaciones oficiales para todo el año, dando a entender que el aumento de los salarios en función pública y de las pensiones, así como otras tantas acciones implicadas desde los primeros días del año, en los comúnmente conocido como “viernes sociales”.

Factores no anticipados

Pese a todas las precauciones, la débil recaudación de impuestos sobre la renta de más empresas y las familias no estaba anticipada.

Los ingresos por IRPF se elevaron sólo un poco más del 2%, mientras en un más del 30% se desplomó el impuesto de sociedades y el más del 20% de descenso en ingresos sobre la renta de no residentes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...